Acondicionamiento Físico en el Béisbol: La Importancia del Trabajo Individual durante el Offseason | Dr. Rafael Uzcátegui Vargas

ESPECIAL PARA DIAMANTE 23 – Dr. Rafael Uzcátegui Vargas, Especialista en Medicina Deportiva, Médico Deportivo para equipos y peloteros profesionales.

Aprovechar el periodo fuera de temporada para trabajar individualmente es una práctica asentada desde hace muchos años en el mundo del béisbol. En este artículo, analizamos la importancia de este enfoque y los datos respaldados por la literatura científica, especialmente relevante con el inicio de los entrenamientos primaverales.

El trabajo durante el offseason ha evolucionado significativamente en el deporte de élite. Hoy en día, en las redes sociales de los atletas, no solo vemos imágenes de playas y viajes paradisíacos, sino también sesiones de entrenamiento personalizadas en gimnasios, con un equipo que incluye asesoría física, médica, nutricional y mental.

Los jugadores de béisbol que llegan a la pretemporada sin haber trabajado durante las vacaciones, casi con seguridad, parten en desventaja respecto a sus compañeros. Veamos algunos datos científicos al respecto.

Existe una línea delgada que separa el descanso y el desacondicionamiento físico. Estudios como los de Mujika y Padilla (2000), Joo (2018) han demostrado un descenso en los tests de rendimiento aeróbico y en el VO2 Max después de solo 2 semanas de inactividad.

En otras palabras, el VO2Max no es más que el volumen máximo de oxígeno que puede procesar el organismo durante un ejercicio. En términos básicos, es la cantidad de oxígeno aprovechable al respirar, y que por tanto podemos usar realmente a la hora de realizar un deporte.

En cuanto a fuerza y potencia, se ha observado que el umbral para el descenso de estas capacidades se sitúa entre las 8 y 12 semanas (Bosquet 2013), y el declive comienza a ser evidente a partir de la tercera semana.

Si a esto se suman cambios en hábitos nutricionales y de sueño, el atleta estará en una situación desfavorable al inicio de la pretemporada, lo que puede aumentar el riesgo de lesiones físicas.

Sin embargo, no solo se trata de mantener el nivel de élite, sino también de aprovechar el offseason para mejorar facetas del juego en las que pueda haber deficiencias. Por lo tanto, una cultura de trabajo adecuada durante el offseason, supervisada por un cuerpo técnico especializado, no solo mantiene al deportista en su condición de atleta de élite, sino que también ayuda a prevenir lesiones durante la pretemporada y mejora aspectos técnicos del juego.

Desde mi experiencia y perspectiva profesional, me gustaría ofrecer algunas recomendaciones generales:

  1. Mantener una cultura de trabajo adecuada durante el offseason, supervisada por un equipo técnico especializado que permita individualizar el entrenamiento según las características personales del jugador.
  2. Ayudar a prevenir y/o disminuir la aparición de lesiones durante los entrenamientos primaverales.
  3. Permitir que los jugadores lleguen a la pretemporada en óptimas condiciones físicas y mentales, lo que les permitirá enfocarse mejor en sus objetivos individuales y colectivos.
  4. Mejorar aspectos técnicos del juego que puedan ser considerados puntos débiles, aumentando así la capacidad técnica del jugador.
  5. Incrementar la longevidad en el deporte de élite, convirtiendo el acondicionamiento físico en un punto fuerte y apetecible para cualquier organización deportiva.

El MVP Ronald Acuña Jr y Clay Holmes, ejemplos palpables.

Dos ejemplos prácticos destacables son el trabajo físico realizado por el MVP Ronald Acuña Jr, quien luego de una breve pausa al terminar la temporada en las Grandes Ligas, mantuvo su condición física activa durante la temporada de béisbol en Venezuela y se ha centrado en potenciar su tren inferior y la fuerza y velocidad de su swing.

El jugador Más Valioso de la Liga Nacional ha mantenido una altísima carga de trabajo desde el 2022 cuando regresó de una lesión en la rodilla que limitó su actuación en 2021. Tras 119 juegos en 2022, Acuña no paró su carga de trabajo preparándose para jugar 10 partidos en la Liga Venezolana, que aunque parezca poco, representa un período de entrenamiento de alto rendimiento para un jugador de su calibre.

Posteriormente se enfundó la camiseta de Venezuela en el Clásico Mundial de Béisbol en el medio de los Entrenamientos de Primavera y todo esto fue la antesala para jugar 159 juegos y consumer 735 apariciones al plato, la mayor cantidad en las Grandes Ligas en 2023, terminando además con una campaña histórica a nivel estadístico que todos conocemos.

No obstante, el mismo día del anuncio de su premio, debutó con los Tiburones de La Guaira a solo 20 días de haber terminado su campaña con Atlanta en la postemporada, donde jugó 21 partidos con más de 100 apariciones al plato, antes de decidir finalmente tomar un descanso más que merecido para su cuerpo de 26 años de edad.

Este approach de Acuña de mantenerse en acción es parte de su estrategia de potenciación de mantener la velocidad de su swing en base al juego en vivo. Incluso manifestó a la prensa en varias ocasiones su necesidad de jugar para mantenerse productivo, algo que por ahora, funciona.

Por obvias razones que su cuerpo le exige, Acuña es un ejemplo de no dejar caer sus niveles de rendimiento y de VO2 Max.

Otro ejemplo es el del lanzador de los Yankees, Clay Holmes, quien utiliza dispositivos de tecnología actual para mejorar su mecánica de lanzamiento durante el invierno, específicamente en los lanzamientos quebrados para mejorar el spin o rotación de la pelota. Holmes es imagen de una marca de pelotas inteligentes y utiliza estos dispositivos para entender su progresión diaria, incluso en la temporada muerta.

Aspectos que nos dicen que hoy en el béisbol, no hay descanso. Cada quien a su manera con la forma de evitar caer en ese espacio de descenso de fuerza y potencia.

Sin embargo, estos ejemplos ilustran la importancia y los beneficios de un adecuado entrenamiento fuera de temporada para mantener el acondicionamiento físico y fortalecer las habilidades técnicas del jugador en el béisbol.

Rafael Uzcátegui Vargas es Doctor en Neumonología con concentración en fisiología pulmonar y radiología clínica del tórax y oncología toráxica. Fue Coordinador Médico de Águilas del Zulia de la LVBP por 16 temporadas. Ha sido conferencista para América Latina de Pfizer y Astra Zaneca. Actualmente es PA-C en el Estado de Arizona y Puerto Rico.

Abel Flores

Periodista bilingüe Abel Flores 🇻🇪🇺🇸 español-inglés Especializado en béisbol de Grandes Ligas ⚾️ Con reportajes, entrevistas y análisis sobre las estrellas del deporte 🇺🇲🇩🇴🇲🇽🇻🇪🇵🇷🇵🇦🇨🇴🇨🇺 De Colorado para el mundo con MLB, NBA, NFL, MLS y NHL ⚾️⚽️🏀🎾🏈 Editor Jefe y columnista de Diamante23

https://diamante23.com/author/abel-flores/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde Diamante 23

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo