MLB: ¿Cómo será el béisbol en el año 2076 y cómo se valorará a Ohtani en la historia? | Abel Flores

Denver, Colorado – Hoy es 22 de abril pero del año 2076, se cumplen 200 años desde que se efectuó por primera vez un juego profesional de Grandes Ligas, por aquellos tiempos en Philadelphia, antiguo estado de Pensilvania, cuando se inauguró la Liga Nacional, 100 años después de la Independencia de Estados Unidos.

Pero para este año (2076) la temporada de pelota por primera vez en dos siglos comenzará en octubre porque ahora el béisbol de Las Mayores es una disciplina de “invierno”, aunque ya no existe esa estación climática. Por las altas temperaturas, el deshielo de los glaciares y el aumento drástico del nivel del mar el mundo ya no es lo que solía ser (y los humanos tampoco).

Todo comenzó en el verano de 2023 cuando se registraron las temperaturas más calientes en la historia que sepamos desde que el humano habita en este planeta. Desde ese entonces, las temperaturas en lo que se llamaba “verano” no dejaron de marcar un récord histórico en cada temporada. “Un hápax continuo de calor”, dicen los científicos.

En el mundo ahora solo existen dos estaciones: la lluviosa y la seca (como pasaba en el trópico). Hace 20 años (en 2056) cada una de estas estaciones duraba seis meses, pero ahora la seca dura nueve meses y la lluviosa tan solo tres. ¿En dónde parará todo esto?

Para la temporada 200 del béisbol de Grandes Ligas habrá por primera vez 60 equipos. 30 de Estados Unidos y los otros 30 del resto del mundo divididos en dos ligas: La Nacional (que es la original y fundadora de todo) y la Internacional. El béisbol dejó de ser un juego del Caribe -por jugarse preferiblemente al nivel del mar- y pasó a ser un deporte de altitud y montañas.

El calendario será de tan solo 81 juegos, pero se jugarán la misma cantidad en total porque ahora hay el doble de franquicias. Sorprendentemente el béisbol sigue siendo un deporte taquillero ¡Hay cosas que nunca cambian!

Todos los juegos serán de noche y en estadios ubicados en países por encima de la línea ecuatorial. Los playoff serán en Islandia en marzo de 2078 y la Serie Mundial será en una única sede: Taiwán, que de hecho es la única “isla nación” que no ha desaparecido por su innovadora tecnología hidráulica que simula los Jardines Colgantes de Babilonia.

El béisbol de hoy es muy diferente al del siglo XIX, al del XX y al de las primeras décadas del siglo XXI. Nada nuevo porque lo único constante en esta vida son los cambios. Los jóvenes no se lo preguntan porque viven en su realidad virtual, los asistentes robóticos nos hacen todo y la Inteligencia Artificial es nuestro “supuesto” Ángel Guardián: una especie de holograma con vida virtual propia que proyecta un balance entre lo que “debemos” y “queremos” ser.

Otra cosa que nunca ha cambiado en el béisbol es que nosotros, las personas de la tercera edad y quienes ahora somos prácticamente la mitad de la humanidad (hoy 10 mil millones de habitantes) seguimos siendo el target preferido de la MLB. A los dirigentes del béisbol siempre les han gustado los “abuelitos”.

Somos un sector aún productivo por las ayudas de la Inteligencia Artificial (IA) y los avances de la medicina que nos brinda mejor calidad de vida y salud (aunque luchamos contra un clima hostil). Los peloteros estándar juegan ahora hasta los 50 años y se estima que las nuevas generaciones de bebés vivirán hasta los 120 ¡Como lo decía la Biblia desde la época de Moisés!

¿Cómo llegamos a esto? Una de las claves para entender “esto” somos los millennials, aquellas personas que nacimos entre la década del 80’ y 90’ del siglo pasado, y manejamos información documental y de registros históricos que no están en la base de datos de la IA. “Los creadores” quisieron borrar y/o cambiar parte de la historia universal, pero los pocos que quedamos que sabemos escribir a mano seguimos recopilando información fuera de la nube.

Hoy en día el arte y todo lo creado por manos humanas está muy bien recompensando y cotizado. Los ricos del mundo (quienes viven en la luna) pagan muy bien las obras de arte, los documentos escritos a mano como los códices, las esculturas y todo aquello que sea artístico. Creo que la gente está cansada de las impresoras 3D en casa. Un error ortográfico o de tallado y pintura en una obra es visto como algo auténtico y la gente no para de reirse por estos “errorcitos” que parece le dan sentido a sus vidas.

La Agenda 2030 y la peor versión de Shohei Ohtani

Comenzando la década de los 30’ del presente siglo ocurrieron cambios significativos con un nuevo orden económico. Desapareció el dinero en efectivo y el oro se cotizó, nuevamente y como desde la edad media, como el metal de respaldo de las divisas mundiales. Así finalizó la era del petrodólar y de los negocios ilegales en efectivo. Muchas franquicias deportivas y corporaciones internacionales quebraron y desaparecieron.

En esta década también se formalizó la igualdad de género. Aunque estos cambios generaron mucha polémica en su momento -y con consecuencias que no vienen al caso- pasó algo innovador: las mujeres empezaron a practicar más deporte que los hombres y así en 2040 la MLB creó una liga paralela femenina donde cada una de las 32 franquicias de MLB tenía una representación femenina.

Los juegos de esta liga femenina se realizaban a veces antes y a veces después (pero siempre el mismo día) que los juegos de los hombres, así que ellas jugaban y viajaban con el mismo calendario de temporada regular como lo hacían los hombres. En ese mismo año de 2040 se crearon dos nuevas franquicias: Nashville y Portland, por eso esa fue la primera vez que jugaron 32 equipos. 

En 2030 también se retiró de los terrenos de juego el japonés Shohei Ohtani, a sus 36 años, quien en sus inicios fue visto como uno de los mejores peloteros de la historia por lanzar y batear fenomenalmente bien. Pero para ese entonces ni la tecnología médica ni lo que se pretendía el estándar de un bigleaguer (lanzar 100 millas y batear 60 jonrones) era compatible con lo que humanamente un pelotero podía lograr.

Ohtani fue un pelotero adelantado a su época, con un espíritu inquebrantable de competitividad y fortaleza mental, pero el “sistema” de MLB nunca supo aprovecharlo al máximo simplemente porque no estaban preparados para alguien como él. El nipón dejó números ordinarios en sus estadísticas, aunque fue un fenómeno publicitario marcando un hito en contratos deportivos y de patrocinadores.

Los años 50’ y la mejor versión de Shohei Ohtani

A mitad del siglo XXI muchas otras cosas siguieron cambiando. En estas temporadas el béisbol siguió siendo un deporte de “verano”, pero desde esta zafra (2050) sólo se empezó a jugar de noche. La gente desde hace tiempo ya no sale a caminar de día por la contaminación, las altas temperaturas y las tormentas solares. Las nuevas generaciones cada vez tienen una piel más color grisáceo. ¡Parecemos aliens!

Las altas temperaturas del día hicieron imposible la práctica de cualquier deporte ya que ponían en riesgo la salud de los involucrados: tanto peloteros, árbitros y fanáticos necesitaron primeros auxilios en años anteriores por deshidratación, entre otras condiciones inestables de salud, como respirar aires contaminados en las metrópolis.

Desde esta temporada la MLB consignó un proyecto donde todos los estadios debían ser techados y con un sistema de purificación de aire. Ya para el 2050 en las grandes metrópolis del mundo y sus alrededores ningún humano podía realizar actividades deportivas al aire libre. Eso sí, los gimnasios abundan y la IA te dice qué hacer, cuándo y cómo.

Aunque el mayor proyecto de infraestructura de MLB en esta década fue encubierto -en principio y mientras pudieron- porque aquí empezaron a trasladar a las franquicias más importantes del béisbol hacia ciudades mucho más alejadas de las costas.

Las inundaciones en los litorales, costas oceánicas se hicieron cada vez más frecuentes, tanto que los mapas del siglo XX quedaron todos desactualizados y obsoletos. Las temporadas de huracanes y tifones se han hecho eternas y parece que el mar quiere cubrir todo el planeta. ¡Es aterrador! Pero como no todo puede ser malo, ahora tenemos más alimentos del mar.

Una de las personas más importantes para el béisbol en estos años fue el japonés Shohei Ohtani, quien muchos pensaban iba a ser el mejor jugador en toda la historia pero terminó siendo el personaje más influyente en la historia de este deporte, pero desde las oficinas.

Shohei Ohtani se convirtió en el primer pelotero extranjero en ser Comisionado de MLB e hizo tantas cosas magistrales en su función que prácticamente nadie lo reconoce como pelotero sino más bien como directivo de Grandes Ligas. 

Ohtani fue la mente que reorganizó el calendario, extendió las franquicias de MLB a las capitales del mundo e interpretó el tema laboral de los peloteros para ser profesionales con un sueldo mínimo igualitario para hombres y mujeres y que a cada jugador se le pagara por rendimiento y objetivos logrados al instante.

Fueron tan trascendentes los cambios dirigidos por Ohtani que prácticamente todos los jugadores del béisbol empezaron a mejorar su promedio ofensivo y defensivo, modificando así los criterios para entrar al Salón de la Fama. Los pagos en el béisbol ahora son más justos y cada quien recibe dinero por producción. Los que no juegan por decisión deportiva o lesión reciben un sueldo base.

Los años 70’, los esteroides, la India y las mujeres

Desde hace 3 años el béisbol ha vivido una de las mayores revoluciones de su historia. Los tan criticados y en su momento insalubres esteroides fueron legalizados y esto trajo consecuencias que cambiaron el juego. Claro, los esteroides del presente no son igual de dañinos que los del pasado.

Ya no hay atletas, hay superatletas, y la gente eso es lo que quiere ver. “El cliente siempre tiene la razón” y eso tampoco ha cambiado. Las mujeres han reformulado el juego y por el uso legal de esteroides ya no tienen desventajas físicas tan notables para marginarlas de la competitividad. El béisbol de hoy es «unisex», como tantas otras cosas también.

Desde 2070 en los equipos de Grandes Ligas hay hombres y mujeres sin ninguna diferencia, incluso hay transgéneros y transexuales. Ya el género no importa en el deporte, como tampoco si tienen un brazo u ojo biónico. Prácticamente no hay lesiones en el béisbol moderno ¿Cómo hubiese sido Ohtani en esta época? En su momento el japonés no tuvo los avances científicos y de juego que tenemos hoy, pero él más consciente de ello que todos, cambió el juego cuando fue Comisionado hace 20 años.

Las mujeres se han convertido en las mejores lanzadoras de MLB, ya que la Sabermetría la cual intenta interpretar con matemática desde hace décadas este juego, sus variables, proyecciones y probabilidades no entiende a las mujeres ¿quién ha podido entenderlas? Son maravillosas, hermosas, incomprensibles y ahora pitchers indescifrables.

Otro factor determinante que llevó a las mujeres al montículo, incluso antes de la legalización de los esteroides (hay debate sobre el tema) fue la entrada al negocio del béisbol en la India, el país más poblado del mundo y donde el balompié nunca tuvo éxito (no se sabe ciertamente la razón). El béisbol aprovechó esta desventaja porque el fútbol la verdad nunca había fallado en un mercado.

Por cierto, Ohtani fue el precursor de igualar las reglas del béisbol para que se pareciera mucho más al Cricket, que de hecho es una versión original y primaria de los que en el siglo XIX los estadounidenses denominaron «baseball».

La regla fundamental que se acogió es que un pitcher (hombre o mujer) puede lanzar la pelota a la goma de dos maneras: 1) la tradicional que es pasando por la zona de strike con un lanzamiento directo a la mascota del receptor ó 2) la forma innovadora que es haciendo que la pelota pueda picar al menos una vez antes de llegar a la goma y si pasa por zona de strike pues es strike. Esto revolucionó el juego y le dio a los pitchers más variables.

Básicamente es lo mismo que a veces hacía un 3B o SS cuando lanza a primera con un bote para no volar la pelota a la grada o para que esta agarre más velocidad. Pues las mujeres son las mejores bajo esta “Ley hindú”, según se conoce en los medios, porque le da más variantes a las lanzadoras y manejando los comandos de curvas y efectos la pelota cada vez que pica en el suelo hace botes inesperados. Y de vez en cuando también te lanzan una recta a 90 millas.

El béisbol actual es más intuitivo, las estadísticas son poco o más que referenciales, los jugadores (hombres o mujeres) juegan por supuesto por dinero pero como todos los equipos pagan igual ha vuelto el béisbol romántico. Se juegan tan solo siete entradas, hay reloj hasta para bañarse en los vestidores porque cada vez escasea más el agua potable (si te tardas más te multan).

Se dice que vienen más cambios al béisbol. Pues ya esto es normal. Hay rumores de que quieren sumar un décimo jugador defensivo que estaría en cualquier lugar pero fuera del diamante, y sin poder entrar en él, es decir un jugador que se podría utilizar mayormente detrás del receptor para evitar tantos robos del plato ¡Es que ahora estos jugadores son demasiado veloces!


Abel Flores es periodista y corresponsal de Diamante 23 en Denver, Colorado, cubriendo regularmente a los Rockies y los equipos que desfilan al pie de las montañas rocosas. También proporciona cobertura local de todos los deportes en el área de Denver. Puedes seguirlo y contactarlo en Instagram en @amantesdelbeisbol2021

Abel Flores

Periodista bilingüe Abel Flores 🇻🇪🇺🇸 español-inglés Especializado en béisbol de Grandes Ligas ⚾️ Con reportajes, entrevistas y análisis sobre las estrellas del deporte 🇺🇲🇩🇴🇲🇽🇻🇪🇵🇷🇵🇦🇨🇴🇨🇺 De Colorado para el mundo con MLB, NBA, NFL, MLS y NHL ⚾️⚽️🏀🎾🏈 Editor Jefe y columnista de Diamante23

https://diamante23.com/author/abel-flores/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde Diamante 23

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo