Desde 2018 han aumentado las cirugías Tommy John en la MLB ¿por una mecánica incorrecta?

Tener una mecánica incorrecta ejercerá presión sobre el brazo sin importar lo fuerte que lance el jugador. Simplemente pone una tensión adicional en el brazo cuando el jugador lanza a alta velocidad. Retrocediendo hasta 2003, no había ningún lanzador que tuviera un promedio de lanzamientos rápidos de más de 96 mph. En 2014, hubo aproximadamente un 5% de lanzadores que promediaron más de un lanzamiento rápido de 96 mph

AMANTES DEL BÉISBOL

DENVER, Colorado – Tommy John fue un lanzador profesional que jugó desde 1963 hasta 1989. Aunque tuvo una carrera exitosa, es más conocido por la cirugía que lleva su nombre que por lo realizado en el diamante. Fue el primer jugador en someterse a la cirugía del ligamento colateral ulnar (LCU).

Dicha cirugía fue realizada por el Dr Frank Jobe en 1974. Antes de esa primera cirugía, una ruptura del LCU había puesto fin a muchas carreras. Sin embargo, Tommy John se sometió a la cirugía de reconstrucción del LCU y pudo regresar con éxito. Lanzó durante 14 años más en las Grandes Ligas después de su cirugía. Ahora, la cirugía de reconstrucción del LCU se conoce como Cirugía de Tommy John y se ha convertido en un evento muy común en la MLB, especialmente entre los lanzadores en las últimas temporadas.

El número de lanzadores en la MLB que necesitan la Cirugía de Tommy John está creciendo enormemente. Desde 1974 hasta 1994, hubo un total de 12 jugadores de la MLB que se sometieron al procedimiento. Después de eso, el número de cirugías aumentó drásticamente.

En los siguientes 5 años (1995-1999), hubo aproximadamente 22 cirugías de Tommy John realizadas en jugadores de la MLB. En los siguientes 12 años (2000-2011), se realizaron 194 cirugías en jugadores de la MLB solamente. Hubo otras 275 cirugías realizadas en jugadores de Ligas Menores (MiLB) durante ese mismo período de tiempo.

En 2012, hubo 36 cirugías de Tommy John en jugadores de la MLB. Luego, en 2013, el total disminuyó a solo 19 jugadores de la MLB que necesitaban su LCU reconstruido. Sin embargo, en 2014, hubo 19 cirugías para mayo. Eso ni siquiera llega a la mitad de la temporada.

Las lesiones del LCU están ocurriendo más rápido de lo habitual también, con el número promedio de lanzadores que necesitan cirugía antes del Día de Apertura de 2000 a 2013 siendo solo dos. En 2014, hubo 7 antes del Día de Apertura y otros 4 dentro de los primeros 9 días de la temporada.

Hay al menos dos razones que pueden atribuirse al aumento de las lesiones del LCU. Primero, los deportes juveniles juegan un papel importante. Los niños no están jugando tantos deportes diferentes como solían jugar. En el pasado, los niños jugarían béisbol, fútbol americano, baloncesto y cualquier otro deporte que pudieran. Hoy en día, los niños se especializan en un deporte.

Si un niño se especializa en béisbol, eso significa que será más probable que lance todo el año y nunca le dé un descanso a su brazo. Los niños están lanzando con fatiga y el brazo nunca tiene la oportunidad de recuperarse adecuadamente. Si un jugador hace esto año tras año, pone demasiado estrés en el brazo y causa lesiones. Desgaste le dicen también.

Además, las velocidades promedio están aumentando cada año. Antes, era muy raro ver a alguien lanzar consistentemente en el rango de los 90 mph superiores o alcanzar las 100 millas por hora. Hoy en día, es muy común ver a jugadores de la MLB lanzando en el rango de 95-100 millas por hora (mph). Además, hay varios jugadores que pueden lanzar en triple dígito. Pero, con una mayor velocidad viene una mayor fuerza y tensión que se ejerce sobre el brazo, específicamente el LCU. Y muchas veces, estos lanzadores potentes no tienen la mejor mecánica.

Tener una mecánica incorrecta ejercerá presión sobre el brazo sin importar lo fuerte que lance el jugador. Simplemente pone una tensión adicional en el brazo cuando el jugador lanza a alta velocidad. Retrocediendo hasta 2003, no había ningún lanzador que tuviera un promedio de lanzamientos rápidos de más de 96 mph. En 2014, hubo aproximadamente un 5% de lanzadores que promediaron más de un lanzamiento rápido de 96 mph.

Las rupturas del LCU se han convertido en una lesión común entre los jugadores de béisbol, especialmente los lanzadores de las Grandes Ligas. Cada año, más lanzadores tienen que someterse a la cirugía de Tommy John. Los jugadores están cada vez más grandes, mejores y más fuertes cada año. Sin embargo, con esa fuerza extra viene el riesgo de más lesiones y la necesidad de tomar medidas preventivas con más frecuencia.

Abel Flores

Periodista bilingüe Abel Flores 🇻🇪🇺🇸 español-inglés Especializado en béisbol de Grandes Ligas ⚾️ Con reportajes, entrevistas y análisis sobre las estrellas del deporte 🇺🇲🇩🇴🇲🇽🇻🇪🇵🇷🇵🇦🇨🇴🇨🇺 De Colorado para el mundo con MLB, NBA, NFL, MLS y NHL ⚾️⚽️🏀🎾🏈 Editor Jefe y columnista de Diamante23

https://diamante23.com/author/abel-flores/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde Diamante 23

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo