El béisbol de la MLB debe copiar el modelo exitoso de la NFL | Abel Flores

Denver, Colorado – Estados Unidos es una tierra de pasiones deportivas y dos de los gigantes en el mundo de los deportes estadounidenses, el béisbol de las Grandes Ligas (MLB) y el fútbol americano de la NFL, se han enfrentado durante décadas en una feroz rivalidad que va más allá del campo de juego.

Aunque principalmente se debe reconocer que el fútbol de la NFL, aunque más reciente que el tradicional béisbol que viene del siglo XIX, ha hecho las cosas mucho mejor y hoy en día el fútbol americano es el deporte nacional en EEUU, quitándole la corona al béisbol.

Si el béisbol llegó a ser la principal atracción deportiva de EEUU a principios del siglo XX ¿Por qué no lo podría volver a ser? ¿Qué debe hacer la MLB para retomar su corona? También es válido preguntarse lo contrario ¿Cómo la NFL destronó al béisbol y su arraigada tradición para convertirse en el deporte nacional?

Rating de TV: Aplastantes cifras

La lucha por el rating de televisión entre MLB y NFL es una de las más notorias en el mundo de los deportes estadounidenses. Según datos de Nielsen, en los últimos años, la NFL ha dominado en términos de audiencia televisiva. En la temporada 2022, la NFL promedió más de 16 millones de espectadores por partido regular, mientras que la MLB tuvo un promedio de alrededor de 1.7 millones de espectadores por juego durante la temporada 2021.

La popularidad del fútbol americano se refleja en eventos como el Super Bowl, que a menudo es el programa de televisión más visto del año en Estados Unidos. Por otro lado, aunque el béisbol tiene un lugar especial en el corazón de los fanáticos tradicionales, ha enfrentado desafíos para retener la atención de la audiencia más joven.

El éxito del fútbol americano comenzó en los años 70, misma época donde se desarrollaba por primera vez en la historia la televisión a color. Todos recordamos aquellas imágenes de la Brasil de Pelé levantando la Copa del Mundo de México 70. Todo eso fue transmitido a colores por primera vez en la historia.

La FIFA se supo mercadear en aquella década y su hermano gemelo (aunque sea de nombre) el fútbol americano copió ese modelo exitoso de la televisión pero en el mercado local. Como no podía competir al principio de tú a tú contra el béisbol entonces inventaron el Monday Night Football porque por estadística se dieron cuenta que el estadounidense promedio los lunes en la noche estaba en casa. ¿Por qué no transmitirles a color un juego especial de NFL? Esto fue tan exitoso que incluso hoy en 2023 se sigue ejecutando.

Mercadotecnia e integración social

En la batalla por la supremacía en la mercadotecnia, ambas ligas han desplegado estrategias innovadoras para atraer a los aficionados. La NFL ha destacado por su enfoque en eventos de alto perfil como el Draft de la NFL, el Scouting Combine y la NFL Combine Experience, que generan entusiasmo y mantienen a los seguidores involucrados durante todo el año.

Otra de las claves de la NFL es que se ha involucrado directamente en las universidades y escuelas secundarias, siendo prácticamente el deporte más importante en EEUU en el sistema educativo. Como jugar fútbol americano es costoso por la cantidad de vestimenta e indumentarias la NFL y sus patrocinadores donan buena parte de todo esto. Ellos saben que si los jóvenes juegan este deporte terminarán consumiéndolo siendo adultos.

Aunque quizás el mayor secreto del fútbol americano ha sido la integración de la población afroamericana. Sabemos que el primer deporte rey fue el béisbol en el siglo XIX pero en ese entonces en este país había segregación y racismo, de ahí la leyenda e historia de Jackie Robinson, al ser el primer jugador negro en triunfar en la MLB. Pero el béisbol no dejó de ser un deporte en su mayoría de blancos.

La NBA por el contrario supo mercadear esto al convertir su liga casi en su totalidad con jugadores negros, pero no había muchos blancos tampoco. Entonces los visionarios de la NFL no separaron su mercado y supieron integrar a todos los sectores de la sociedad estadounidense (menos al latino pero ese es otro tema).

Sin embargo, la MLB ha buscado modernizar su imagen y atraer a una audiencia más joven a través de iniciativas como la creación de contenido en redes sociales, la transmisión de juegos en línea y la promoción de estrellas emergentes. Pero queda mucho por hacer porque como dice el dicho: «el tiempo perdido hasta los santos lo lloran». La MLB va más lenta en su evolución que la NBA y la NFL. Lamentable.

La rivalidad también se extiende a los acuerdos de patrocinio y mercadotecnia, donde tanto la NFL como la MLB han asegurado acuerdos millonarios con empresas líderes en diversas industrias. El béisbol debe aprovechar que es un deporte mucho más querido internacionalmente que el fútbol americano y tomar ventaja de esta pasión en latinoamérica y Asia.

Fanatismo: Pasión Sin Límites

El fanatismo es el corazón de cualquier rivalidad deportiva, y tanto la MLB como la NFL tienen seguidores apasionados. Sin embargo, la naturaleza del fanatismo varía. El béisbol tiende a atraer a seguidores que valoran la tradición y la historia de sus equipos, mientras que el fútbol americano se ha convertido en un espectáculo de fin de semana que congrega a millones de fanáticos en todo el país.

Las ciudades con equipos de ambas ligas, como Nueva York, Boston y Chicago, son testigos de rivalidades intensas entre fanáticos que debaten ferozmente sobre cuál deporte es el verdadero rey. Aunque la NFL tiene una presencia más fuerte en términos de números absolutos, algunos argumentan que la MLB tiene una base de seguidores más leales y arraigados en la cultura de sus ciudades.

Pasión naranja y púrpura en Colorado

En la región central del país básicamente se puede decir el fútbol americano domina el mercado. En Colorado los Denver Broncos son el equipo más importante de la ciudad, con más fanáticos y la franquicia más ganadora con 3 Super Bowl. De hecho puedo dar fe que en Denver cuando juegan los Broncos la ciudad se paraliza un poco, ves menos gente en la calle y a quienes ves tienen alguna prenda del equipo.

Pero el béisbol y el amor por los Rockies, único equipo de la ciudad que por cierto nunca ha quedado campeón, es la segunda pasión de Colorado. El amor por el béisbol que tienen las personas en esta ciudad, muchos de ellos personas que no nacieron necesariamente en Colorado, es bastante admirable. No importa como vayan los Rockies, el fanático del béisbol en Colorado asiste al estadio y apoya a los Rockies, aunque también tengan algún amor por otro equipo de la MLB. Digamos que el coloradino es gente con más de un amor.

Abel Flores

Periodista y corresponsal de Diamante 23 en Denver, Colorado, cubriendo regularmente a los Rockies y los equipos que desfilan al pie de las montañas rocosas. También proporciona cobertura local de todos los deportes en el área de Denver. Puedes seguirlo y contactarlo en Instagram en @amantesdelbeisbol2021 

Abel Flores

Periodista bilingüe Abel Flores 🇻🇪🇺🇸 español-inglés Especializado en béisbol de Grandes Ligas ⚾️ Con reportajes, entrevistas y análisis sobre las estrellas del deporte 🇺🇲🇩🇴🇲🇽🇻🇪🇵🇷🇵🇦🇨🇴🇨🇺 De Colorado para el mundo con MLB, NBA, NFL, MLS y NHL ⚾️⚽️🏀🎾🏈 Editor Jefe y columnista de Diamante23

https://diamante23.com/author/abel-flores/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde Diamante 23

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo