MLB debe rejuvenecer su staff de narradores y comentaristas

La clave de la evolución del béisbol es ver y proyectar su futuro, ya que lo único que existirá es el futuro en sí. Si el béisbol no logra conectarse con quienes serán los consumidores del futuro en su etapa laboral, entonces ¿Qué futuro tendrá el béisbol? 

La MLB sigue siendo una industria multimillonaria, de eso no hay dudas pero tampoco ese es el punto. La cuestión está en que la MLB cada vez más pierde mercado en comparación a otros deportes y ni hablar con otras industrias del entretenimiento como los videojuegos

AMANTES DEL BÉISBOL

DENVER, Colorado – En sus 150 años de historia el béisbol reinó como el indiscutible rey de los deportes en Estados Unidos durante su primer siglo, pero ¿qué pasó desde entonces? Que se dejaron comer la torta (del mercado) al perder su popularidad especialmente en los niños. No obstante, aunque todo pareciera cuesta arriba, nada es imposible. Para mantener su relevancia en un mundo en constante evolución, la MLB debe adaptarse a las demandas y preferencias de las nuevas generaciones. «El cliente siempre tiene la razón», dicen los entendidos.

En los últimos 50 años otras disciplinas deportivas han comprendido -mejor que la MLB- la importancia de evolucionar y han aprovechado los avances en tecnología y la integración social para mantenerse en la vanguardia del entretenimiento deportivo. El fútbol americano con la NFL, por ejemplo, revolucionó su experiencia televisiva con la introducción de la transmisión a color en los 70’s y juegos importantes los lunes por la noche (Monday Night Football) e incluso en Navidad. Integrar a los afroamericanos también fue crucial para que la NFL se convirtiera en el deporte más importante en Estados Unidos.

Mientras que la NBA abrazó también la diversidad al integrar a jugadores afroamericanos (asegurando así el mercado estadounidense) tampoco olvidó que el gran negocio del deporte está en la globalización del mismo. Así que el baloncesto copió el modelo de la NFL en casa pero también el de la FIFA en el mundo, siendo hoy en día el básquet el segundo deporte más importante del planeta tras el balompié. El fútbol, por su parte, se globalizó gracias a estrategias de marketing innovadoras y a la celebración de torneos internacionales que avivaron rivalidades deportivas entre naciones. ¿Y el béisbol que hizo?

El éxito de estas disciplinas no se debe únicamente a sus estrategias fuera del campo, sino también a la conexión que establecen con las nuevas generaciones a través de sus narradores, comentaristas y personal de medios. Entienden que para captar la atención de la juventud, es crucial que aquellos que comunican el deporte sean capaces de conectar con ellos a través de las plataformas y tecnologías que utilizan diariamente. Incluso con un lenguaje más moderno y acorde a la cultura pop.

La juventud de hoy domina las redes sociales, consume contenido en línea y se sumerge en el universo de los videojuegos. Son nativos digitales, y para que el béisbol pueda atraer su interés, debe modernizar su enfoque de narración y análisis. Los narradores y comentaristas del béisbol son casi en su totalidad dela tercera edad,muy respetados, pero sin conexión con los jóvenes.

Los narradores y comentaristas de hoy deben ser más que meros observadores y relatores del juego como cronistas y deben convertirse en «influencers» que utilizan frases pegajosas, referencias culturales y música contemporánea para conectar con la audiencia más joven, la cual entre otras cosas en polifacética y siguen a más de un deporte por norma. Para muestra un botón: solo comparen la edad de los narradores de NBA y MLS con los de MLB y saquen sus propias conclusiones. Es imposible que haya una conexión generacional.

Además, es importante reconocer el cambio demográfico que se avecina: la juventud de hoy será el mercado laboral del mañana, mientras que la población de mayor edad está dejando gradualmente el mercado laboral y disminuyendo su poder adquisitivo. Por lo tanto, invertir en la conexión con las nuevas generaciones es fundamental para garantizar la viabilidad a largo plazo de la MLB y del béisbol en general. Si la NFL, NBA y MLS lo entendieron ¿Por qué no lo entiende la MLB? ¿Por qué no les importa que el béisbol esté reduciendo su influencia? Hay cosas que yo sigo sin entender.

Si la MLB no aborda esta necesidad de rejuvenecimiento de su personal de medios, corre el riesgo de quedarse rezagada frente a otros deportes que sí comprenden la importancia de mantenerse relevantes para las nuevas generaciones. El béisbol ha perdido terreno en la carrera contra el tiempo, el cual es un recurso no renovable, pero aún tiene la oportunidad de recuperarse si se compromete a modernizar su enfoque y a conectarse genuinamente con «la juventud, divino tesoro».

El marketing deportivo proyecta el futuro

Según John Smith, experto en marketing deportivo: «La MLB enfrenta el desafío de atraer a una audiencia más joven que está acostumbrada a consumir contenido de manera digital. La clave está en actualizar su enfoque de narración y análisis para conectar con esta audiencia”.

El consumo de información digital no solo se refiere al streaming del juego, sino también a podcast, noticieros y highlights en las redes sociales que deberían ser patrocinados por la propia MLB, a falta de inversión privada en medios deportivos, que es otro de los males de nuestros tiempos.

María García, una aficionada de 25 años, comentó: «me encanta el béisbol, pero a veces siento que los narradores y comentaristas están desconectados de mi generación. Si la MLB quiere que sigamos interesados, necesitan personas que hablen nuestro idioma y comprendan nuestras referencias culturales».

Estadísticas del inminente cambio demográfico

– Según datos de Nielsen, la audiencia promedio de la MLB ha envejecido en los últimos años, con una disminución significativa entre los espectadores más jóvenes.

– Un estudio de Pew Research Center revela que el 95% de los jóvenes entre 18 y 29 años poseen un teléfono inteligente, lo que subraya la importancia de llegar a ellos a través de plataformas digitales. Ya no ven televisión y mucho menos escuchan radio.

– Las transmisiones en línea de la MLB han experimentado un crecimiento constante entre la audiencia más joven, lo que demuestra su preferencia por consumir contenido en línea en lugar de a través de medios tradicionales. La quiebra de televisoras regionales que tenían los derechos de la MLB, entre otras cosas, va relacionado a esto. Los jóvenes tampoco quieren ver el juego completo, solo los highlights ¿cómo comercializas esto? A muy pocos les importa la temporada regular.

Si la MLB no aborda esta necesidad de rejuvenecimiento de su personal de medios, corre el riesgo de quedarse rezagada, una vez más como desde hace 50 años, frente a otros deportes que sí comprenden la importancia de mantenerse relevantes para las nuevas generaciones.

Personalmente puedo corroborar en mi cobertura periodística en los deportes en Colorado que en la MLS y en la NBA hay una alta proporción de periodistas jóvenes y una alta participación de mujeres, pero en la MLB es muy pequeña la participación de las mujeres y la edad de los reporteros es avanzada.

El punto es: ¿dónde se está formando el futuro de la prensa especializada en béisbol? La respuesta no es positiva.

Abel Flores

Periodista bilingüe Abel Flores 🇻🇪🇺🇸 español-inglés Especializado en béisbol de Grandes Ligas ⚾️ Con reportajes, entrevistas y análisis sobre las estrellas del deporte 🇺🇲🇩🇴🇲🇽🇻🇪🇵🇷🇵🇦🇨🇴🇨🇺 De Colorado para el mundo con MLB, NBA, NFL, MLS y NHL ⚾️⚽️🏀🎾🏈 Editor Jefe y columnista de Diamante23

https://diamante23.com/author/abel-flores/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde Diamante 23

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo