30 años desde la última partida de Senna

CAMINO A LA GLORIA

Hace ya tres décadas, el mundo del automovilismo y la Fórmula 1 perdió a uno de los más grandes en su historia. El 1 de mayo de 1994, durante el GP de San Marino en Imola, Italia, Senna sufrió un trágico accidente que terminó su estancia en esta tierra.

Ayrton Senna no era un simple piloto que formaba parte de la parrilla; era un mago dentro de la pista, mostrando pasión y determinación en todas sus carreras. Con todas sus grandes habilidades dentro del monoplaza y la ambición de ganar en todo lo que esté involucrado, lo llevó al estrellato, ganó 3 campeonatos mundiales e impulsó el mercado de la F1 en Brasil y Latinoamérica. 

También era un grande fuera de las pistas. Senna es muy recordado y querido por su carisma con el público y acercamiento que le daba, un joven humilde, originario de São Paulo, que le encantaba ver a su gente feliz.

En Brasil el amo y señor es el fútbol, no había lugar para otros deportes. Pero esto Senna lo cambió, el fútbol seguía siendo el deporte número 1, pero cada fin de semana donde había un Gran Premio de la Fórmula 1, se veía en todas las calles de Brasil la gente apoyando al gran Ayrton durante la carrera, y ni hablar de cuando se corría el Gran Premio de Brasil.

Todo esto ha llevado a que 30 años después de su partida, siga siendo recordado y amado por millones de personas. Su nombre siempre perdurará como sinónimo de dedicación, competitividad y cariño, un piloto que inspiró a una generación completa de nuevos pilotos y aficionados del deporte.

Para siempre Ayrton.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde Diamante 23

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo