Béisbol Cubano: Pioneros absolutos a quienes no se les debe olvidar | Julio Sánchez Alvarado

MEDELLÍN, COLOMBIA – Se fue el mes de Agosto del año 2023, lo que significa el inicio de la recta final de las temporadas regulares de Grandes Ligas, así como de las Ligas Mayores de Japón y Corea del Sur, pero con éste mes de Agosto también se fue una temporada más de la Serie Nacional de Béisbol de Cuba, sin que haya sido de notoriedad para el universo del Béisbol, de hecho, en el mejor de los casos, apenas se tuvo conocimiento al respecto.

El pasado 11 de Agosto, el equipo Leñadores de Las Tunas se proclamó campeón de la Serie Nacional de Béisbol de Cuba 62 (2023), al barrer en la final a los Leones Industriales de La Habana. Los Leñadores confirman ser uno de los mejores equipos de la Isla en la actualidad, al lograr su segundo título de por vida y en los últimos cinco años, tiempo en el que incluye dos terceros lugares y en el que no ha faltado a post temporada.

Se puede aseverar que Las Tunas se suma así a las novenas Tigres de Ciego de Ávila, Cocodrilos de Matanzas y Alazanes de Granma como las novenas más dominantes de la Serie Nacional en el último lustro, aunque son los Leones Industriales de La Habana, Las Avispas de Santiago de Cuba, los Vegueros (o Lobos) de Pinar del Río y los Naranjas (o Leopardos) de Villa Clara, los equipos considerados los “Cuatro Grandes” equipos, en la historia de la Serie Nacional de Béisbol de Cuba, desde el año 1962.

Son 16 los equipos que nacieron desde la creación de la Serie Nacional de Béisbol de Cuba, como el máximo evento de Béisbol de la Isla, aunque Amateur, luego de que la revolución, liderada por Fidel Castro, quien junto al Ché Guevara, Camilo Cienfuegos y compañía, se establecieran en el poder de la mayor de Las Antillas y abolieran el profesionalismo en el deporte desde el año 1961.

Historia rica y sorprendente del béisbol cubano.

La Liga Cubana de Béisbol fue fundada en el año 1878, año en el que realizó su primera temporada con tres equipos, El Almendares, El Habana y Matanzas BBC. Esto es tan impresionante, que la Major League Baseball nació en el año 1876, año en el que inició la Liga Nacional, es decir, apenas dos años después, mientras que la Liga Americana entró en funcionamiento en el año 1901, 23 años después de haber iniciado la Liga Cubana de Béisbol.

Desde el año 1879, equipos de Ligas Independientes, de Ligas Negras y de Ligas Menores visitaron la isla de Cuba para realizar series entre sí y contra los equipos cubanos, giras de exhibición que se mantuvieron en el tiempo y se denominaron “Serie Americana”.

En el año 1900, los Brooklyn Superbas y los Gigantes de New York se convirtieron en los primeros equipos de las Grandes Ligas en jugar en la Serie Americana, la cual se realizó hasta el año 1953.

La “Serie Americana” entre equipos de la Liga Cubana, contra novenas de Grandes Ligas y de las Ligas Negras, se realizó de forma intermitente por once años entre equipos cubanos y equipos de las Ligas Negras entre 1900 y 1915, mientras que entre equipos cubanos y equipos de las Grandes Ligas, tuvo 20 ediciones entre 1900 y 1953. Además se hizo costumbre que varios equipos de Grandes Ligas realizaran sus Campos de Entrenamientos en Cuba, previo al inicio de cada temporada de Grandes Ligas.

En el año 1899 y desde 1902 hasta 1905, un equipo conformado por puros peloteros profesionales cubanos y denominado “All Cubans” realizó giras en Estados Unidos contra equipos semi profesionales blancos y de las Ligas Negras, lo que contribuyó a que peloteros cubanos arribaran en el tiempo a las Ligas Negras y a las Grandes Ligas, así como para que varias novenas cubanas se establecieran en varias Ligas importantes de Estados Unidos.

El equipo Estrellas Cubanas de La Habana (Cuban Stars of Havana), o simplemente “Cuban Stars”, fue un equipo cubano que jugó des el año 1906 en Ligas Independientes de Estados Unidos en el medio oeste.

Cuban Stars, primer equipo cubano radicado en las Ligas de Béisbol Profesional de Estados Unidos.

En el año 1916 surgió otro equipo con el mismo nombre, “Cuban Stars” pero que competía por el área de New York y para distinguirlos, el primero pasó a denominarse “Cuban Stars West” y el segundo, “Cuban Stars East”.

Cuban Stars East, el segundo equipo cubano en radicarse en Ligas de Béisbol de Estados Unidos.

Ambos equipos cubanos, Cuban Stars East y Cuban Stars West se retiraron en el año de 1930 pero entre los años 1935 y 1948 hubo otro equipo cubano de Béisbol profesional en Estados Unidos, los New York Cubans. Fue un gran equipo, con figuras de la mayor de las Antillas como Martín DiHigo, Silvio García, Orestes Miñoso y Lino Donoso, los norteamericanos Barney Morris, quien ganó dos partidos en esa Serie, Dave Barnhill, los dominicanos Horacio “Conejo”  Martínez y Tetelo Vargas, el panameño Patricio Scantlebury y el puertorriqueño Orlando “Perucho” Cepeda Sr. Fue una novena que destacó en la Negro National Leagues II, que logró ganar la Serie Mundial de las Ligas Negras.

Un cuarto equipo cubano que hizo vida en el Béisbol profesional de Estados Unidos fue el Habana Cubans, que inició en el año 1946 desde la Liga Clase “C”, ascendieron a la Liga Clase “B” y culminaron en la Liga Internacional Clase Triple “A”, ganando la Pequeña Serie Mundial de la antesala de Grandes Ligas en el año 1959. Para ese año ya habían sido rebautizados como los Havana Sugar Kings.

En un momento histórico, los New York Cubans y los Havana Cubans coincidieron en Estados Unidos.

La Liga Cubana de Béisbol, pionera en el Béisbol organizado. 

La Asociación Nacional de Ligas de Béisbol Profesional (National Association of Professional Baseball Leagues o NAPBL), que desde 1999 se reconoce como Minor League Baseball (MILB), ha sido la entidad encargada de regir los acuerdos y normas de las ligas menores de los Estados Unidos de América desde 1902, supervisando la contratación de jugadores del sistema norteamericano.

En julio de 1947, la Liga Cubana de Béisbol logró un acuerdo histórico con la NAPBL, convirtiéndose en la primera liga latinoamericana en incorporarse y formar parte del Béisbol Organizado. En diciembre del mismo año, durante una reunión de la National Association of Professional Baseball Leagues (NAPBL) en la ciudad de Miami, también asistieron dirigentes de las Ligas de Béisbol Profesional de Puerto Rico, Venezuela y Panamá. Estas tres ligas del Caribe firmaron acuerdos similares con la NAPBL, marcando el inicio de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe y la creación de la Serie del Caribe.

La Liga Cubana de Béisbol

La Liga Cubana de Béisbol se fundó en 1878 con tres equipos: Almendares, Habana y Matanzas. Durante 84 años, fue la liga de mayor nivel en Cuba y contó con tres, cuatro o cinco equipos en diferentes momentos de su historia, la mayoría del tiempo con cuatro equipos. En total, 21 equipos conformaron la liga desde su fundación hasta su cese de actividades en 1961.

A diferencia de los Estados Unidos, donde existía el racismo en el béisbol, en la Liga Cubana de Béisbol no hubo discriminación racial desde 1900. Esto permitió que los mejores peloteros cubanos y estadounidenses, independientemente de su raza o etnia, jugaran en la liga, incluyendo a jugadores de las Grandes Ligas y las Ligas Negras.

Durante la temporada de 1923-1924, el equipo Leopardos de Santa Clara se destacó como el más dominante en la historia de la Liga Cubana de Béisbol Profesional, con jugadores como Oliver Marcelle, Dobie Moore, Oscar Charleston y Bill Holland, entre otros. 

Este equipo se comparó con los legendarios Yankees de Nueva York de 1927 y se conoció como «La versión Cubana de los Yankees del 27», siendo considerado el «Primer Dream Team del Caribe». 

Leopardos de Santa Clara, el primer «Dream Team» del Caribe.

El equipo estaba compuesto por 19 jugadores de las Ligas Negras y un solo jugador blanco, con una mitad de jugadores cubanos y la otra mitad estadounidenses.

Varios peloteros cubanos, como Adolfo Luque, José de la Caridad Méndez «El Diamante Negro», Eustaquio «Bombín» Pedroso y Cristóbal Torriente, destacaron tanto en Cuba como en Estados Unidos. Posteriormente, surgieron otras figuras como Martín “El Maestro” DiHigo, Manuel “Cocaína” García, Lefty Tiant, Roberto (Bobby) Estalella, Lázaro Salazar, y muchos más, continuando la tradición de excelencia en el béisbol cubano.

Los equipos de Matanzas y Leopardos de Santa Clara tuvieron un gran impacto en la Liga Cubana de Béisbol, pero Elefantes de Cienfuegos, Tigres de Marianao, Leones de La Habana y Alacranes de Almendares también trascendieron, especialmente durante la primera etapa de la Serie del Caribe de 1949 a 1960, en la que Cuba ganó 7 de las 12 ediciones.

Potencia absoluta del Béisbol Mundial.

Además de que entre sus clubes, Cuba se alzó con 7 de las 12 ediciones de la primera etapa de la Serie del Caribe entre 1949 y 1960, así como todo lo logrado hasta la fecha por sus equipos y jugadores en Estados Unidos, Cuba fue la potencia indiscutida de la Serie Mundial de Béisbol Amateur.

Desde el año 1938 se realizó la Serie Mundial de Béisbol Amateur, misma que luego pasó a denominarse Copa Mundial de Béisbol. 

A partir del año 1994 se permitió la participación de peloteros profesionales en la cita universal y su última edición se realizó en el año 2011. Cuba ganó 25 de las 39 ediciones de este evento, incluyendo 4 subtítulos y dos terceros lugares. No ha sido diferente con el béisbol en los Juegos Olímpicos, ya que de seis ediciones realizadas de la competición en la cita global, Cuba ha ganado tres medallas de oro con dos de plata. Como si fuera poco, en la primera edición del Clásico Mundial de Béisbol en el año 2006, logró el segundo lugar, después de haber perdido en la gran final ante Japón.

Una de las principales canteras de peloteros para el Béisbol de Grandes Ligas. El cubano Esteban Bellán (conocido en el mundo de Grandes Ligas como Steve Bellan), se le reconoce como el primer pelotero cubano y latinoamericano en haber jugado en Grandes Ligas por su participación con los Troy Haymakers durante los años 1871 – 1872 y luego en 1973 con los New York Mutuals.

Para el momento en que la cantidad de cubanos que habían jugado en las mayores arribó a 51, eso sucedió en el ya muy lejano año de 1950. 

Para entonces, entre el resto de los países latinoamericanos, apenas sumaban diez: Luis Castro de Colombia (1903), Hiram Bithorn (1942) y Luis Rodríguez Olmo (1943) de Puerto Rico, Alejandro «Paton» Carrasquel (1939), Jesús «Chucho» Ramos (1944) y Alfonso «Chico» Carrasquel (1950) de Venezuela, y  Mel Almada (1933), José Luis «Chile» Gómez (1935), Jesse «El Güero» Flores (1942) y Beto Avila (1949), de México.

Por República Dominicana aún faltaban seis años para que debutara Oswaldo Virgil, su primer pelotero en la MLB y lo más impresionante es que si a esa lista de peloteros cubanos le agregamos a sus coterráneos que habían jugado en las Ligas Negras, hasta el año 1950, la suma se remonta a 209.

Cuando el nuevo sistema de gobierno se impuso en Cuba por Fidel Castro y acabó con el profesionalismo en el deporte en la mayor de Las Antillas, no solamente acabó con la liga más estable y antigua latinoamericana, sino que además cerró abruptamente la cantera de peloteros más importante fuera de Estados Unidos, que para el momento había para el Béisbol de Grandes Ligas.

Desde Bellán, quien jugó en Las Mayores desde el año 1871, hasta Manny Montejo, último cubano en debutar en 1961, momento en el que Fidel Castro abolió el profesionalismo en el deporte en la nación insular, habían jugado en Grandes Ligas 245 peloteros cubanos en total, incluyendo a aquellos que participaron en las Ligas Negras.

A pesar de que desde el año 1961 no existe un acuerdo que permita la firma de peloteros cubanos en la isla por parte de las Grandes Ligas, debido al sistema de gobierno impuesto desde el arribo al gobierno por parte de Fidel Castro, Cuba es el quinto país que más jugadores ha exportado a Grandes Ligas hasta la fecha, con un total de 229.

La lista de peloteros por país que han exportado más peloteros a Grandes Ligas es la siguiente:

  • República Dominicana 883 
  • Venezuela 470 
  • Puerto Rico 281 
  • Canadá 262 
  • Cuba 229
  • México 146
  • Japón 76 
  • Panamá 71 
  • Irlanda 43 
  • Australia 34
  • Inglaterra 33 
  • Colombia 31 
  • Alemania 31 
  • Corea del Sur 28 
  • Curazao 17 
  • Taiwán 16 
  • Nicaragua 15 
  • Islas Vírgenes 14 
  • Alemania Occidental 11 
  • Holanda 10
  • Rusia 8
  • Italia 7

Para la temporada 2023 de Grandes Ligas, Cuba es la tercera nación con mayor representación por sus peloteros y varios de ellos en plan estelar. Seis patrulleros con 20 o más jonrones. 

Lourdes Gurriel Jr. ha conseguido su tercera campaña de 20 Tetrabases, Randy Arozarena con su tercera campaña consecutiva 20-20 (20 o más Vuelabardas y 20 o más almohadillas estafadas), y Yordan Álvarez que a pesar de las lesiones en el presente año, ya alcanzó su cuarta temporada de más de 20 Jonrones y puede lograr su segunda de 30 o más. Así como Jorge Soler, Luis Robert Jr. y Adolis García con más de 30 Bombazos, tomando en cuenta que los dos primeros tienen reales posibilidades de culminar sobre los 40, ya que ambos andan ya con 35.

A ellos hay que sumarle la cantidad de jugadores cubanos en ligas menores, incluyendo los que muy pronto arribarán a Las Mayores con reales posibilidades de generar un gran impacto. También hay que destacar los pitchers y jugadores de posición brillando en Corea del Sur y Japón, como Dayan Viciedo, Ariel Martínez, Roenis Elías, Raidel Martínez, Yoan López y Liván Moinelo, así como todos aquellos que refuerzan año a año a la Liga Mexicana de Béisbol y a las Ligas Invernales del Caribe.

Esta cantera de peloteros es inagotable, al punto de que a pesar de la enorme cantidad de peloteros cubanos en el exterior, aún le alcanza a la Serie Nacional de Béisbol de Cuba para mantenerse estructurada con 16 equipos y sin el refuerzo de un solo pelotero extranjero en calidad de importado.

La Serie Nacional de Béisbol

La Serie Nacional de Béisbol Inició en el año 1962 con cuatro equipos, luego fue aumentando progresivamente la cantidad de novenas participantes a 6, 8, 14, 18, hasta que finalmente se estableció con un total de 16 a partir de la Serie Nacional 33, año 1994. 

La mayoría de las temporadas se han realizado a 90 juegos por equipos y ha contado con diversas modificaciones en el tiempo, por ejemplo, temporadas en las que luego de la primera mitad o primera vuelta, los últimos ocho equipos eran eliminados y los primeros ocho equipos jugaban la segunda fase, reforzados con 5 peloteros seleccionados de las ocho novenas eliminadas en un Draft. 

A partir de la temporada del 2020-2021 cuenta con cuartos de final, con la participación de 8 equipos en esta instancia. La Serie Nacional contaba con un nivel de calidad bastante elevado (a pesar de que mantenían muchos hábitos o costumbres del Béisbol Aficionado), lo que confirma la cantidad de peloteros de calidad que han salido de la isla para triunfar en Grandes Ligas, en las Ligas del Caribe y del continente asiático. 

Este buen nivel ha disminuido considerablemente debido al éxodo sin precedentes de peloteros cubanos de la isla en los últimos 15 a 18 años. La fuga de talento incluye jóvenes promesas del Béisbol Antillano y por esa razón, ese éxodo que supera los más de 500 y hasta 600 peloteros, no son pocos los que aseguran que excede los 800 jugadores cubanos que han salido de Cuba en el presente siglo, buscando el sueño de jugar en Grandes Ligas. 

Son 16 los equipos que conforman la Serie Nacional de Béisbol de Cuba. A continuación la lista de los equipos con la cantidad de sus campeonatos logrados. 

  • Leones Industriales de La Habana 12 
  • Vegueros de Pinar del Río 10 
  • Avispas de Santiago de Cuba 8 
  • Naranjas de Villa Clara 5 
  • Alazanes de Granma 4 
  • Tigres de Ciego de Ávila 3 
  • Cocodrilos de Matanzas 3 
  • Leñadores de Las Tunas 2 
  • Toros de Camaguey 1 
  • Gallos de Sancti Spiritus 1 
  • Cachorros de Holguín 1 
  • Piratas de Isla de La Juventud 0 
  • Elefantes de Cienfuegos 0 
  • Indios de Guantánamo 0 
  • Cazadores de Artemisa 0 
  • Huracanes de Mayabeque 0 

En temporada regular de 75 encuentros, el equipo más jonronero fue Huracanes de Mayabeque con 59 y el más ofensivo Leñadores de Las Tunas con .324 de Average. En cuanto al pitcheo se refiere la mejor novena fue Avispas de Santiago de Cuba con 3.98 de ERA y 1.43 de WHIP. 

Es una Liga en la que desde hace varios años prevalece la ofensiva, al punto que para la campaña recién culminada, Héctor Castillo y Luis Alarcón, ambos de la escuadra Leñadores de Las Tunas, comandaron a los bateadores con .404 y.402 de Average pero lo mejor de su temporada 2023 que apenas acaba de terminar, es que el público regresó a sus estadios. 

Serie Élite 

Con la enorme fuga de talento y además ser una Liga que no cuenta con peloteros importados en calidad de refuerzos, para la Serie del Caribe Gran Caracas 2023, el Béisbol Cubano inauguró la Serie Élite, conformada por seis nuevos equipos, Agricultores, Cafeteros, Centrales, Ganaderos, Portuarios y Tabacaleros, con la intención de concentrar la calidad de los 16 equipos que conforman la Serie Nacional de Béisbol en estos seis equipos. 

Sin embargo, luego de que el equipo de Agricultores deslucieron en la Serie del Caribe y que a su vez las seis nuevas novenas no calaran en Cuba, para la segunda edición de la Serie Élite participarán las seis mejores novenas de la última Serie Nacional pero reforzados, es decir, Leñadores de Las Tunas, Leones Industriales de La Habana, Avispas de Santiago de Cuba, Cocodrilos de Matanzas, Cazadores de Artemisa y Gallos de Sancti Spíritus. 

Es tiempo de salir del Ostracismo

Lamentablemente la Serie Nacional de Béisbol de Cuba, se mantuvo aislada del universo del Béisbol por décadas, lo que  impidió de que más allá de las orillas de la Isla, se tuviera conocimiento de las hazañas individuales y colectivas, que nos perdiéramos de un Guante de Seda Latinoamericano con un nombre distinto al del venezolano Omar Vizquel, en el cubano Germán Mesa, de las poderosas ofensivas en los bates de Antonio Pacheco, Omar Linares, Orestes Kindelán y compañía. 

Del meteórico Maels Rodríguez y sus más de 100 millas por hora en sus lanzamientos, las temporadas 20-20 de Yulieski Gurriel y de Alexei Bell, las temporadas de 30 Cuadrangulares de Alexei Bell, Reutilio Hurtado, Alfredo Despaigne, Yoenis Céspedes y José “El Pito” Abreu, y mucho más. 

Nunca olvidaré la manera en que se celebró internacionalmente el juego entre las Águilas Cibaeñas dominicanas y los Tigres de Aragua venezolanos en la jornada inaugural de la Serie del Caribe en Carolina, Puerto Rico, el 2 de Febrero del año 2007 luego de estas novenas haber realizado un encuentro de elevadísima calidad de 18 innings y que culminó 4 carreras por 3, jugando un total de 6 horas con 15 minutos, el encuentro más largo en la historia de las Series del Caribe para el momento (superado en la Serie del Caribe del año 2013 en Hermosillo, México, por el juego entre los Leones del Escogido dominicanos y los Yaquis de Obregón mexicanos, el cual también se extendió hasta el inning 18 pero duró 7 horas y 31 minutos, con el mismo marcador de 4 carreras por 3). 

Nunca lo olvidaré porque justo un mes antes del mítico encuentro entre las Águilas Cibaeñas dominicanas y los Tigres de Aragua venezolanos, hubo un extraordinario encuentro que el universo del béisbol no celebró, al no poder hacerlo por no contar con conocimiento al respecto. 

Fue un juego de temporada regular de la Serie Nacional de Béisbol de Cuba, entre Vegueros de Pinar del Río y Tigres de Ciego de Ávila, el 3 de Enero del año 2007, el cual se extendió por 19 innings y a pesar de eso, solo duró 5 horas y 9 minutos. Fue un encuentro de esos que parecen haber sido sacados de un libreto cinematográfico. 

Terminó 1 a 0 a favor de los de casa, que Tigres de Ciego de Ávila, que dejaron en el terreno a los Vegueros de Pinar del Río con soberbio Cuadrangular del Jardinero Central Abdel Civil pero lo más sorprendente, es que cada equipo apenas utilizó a dos lanzadores en el encuentro. Por Vegueros de Pinar del Río abrió Vladimir Baños con 8 innings en blanco de 5 hits, sin ponches y boletos. Lo relevó Yunesky Maya con 10 entradas de 6 imparables, 5 boletos, 5 ponches y 1 carrera recibida por el Vuelabardas de Abdel Civil. 

Por Tigres de Ciego de Ávila abrió Maikel Folch con 8.2 innings de labor en blanco, 3 hits, 6 ponches y 3 boletos. Sustituido por Cosmar Cervantes, quien colgó 10.1 entradas en blanco de 7 indiscutibles, 7 ponches y 3 bases por bolas. En resumen, juego de 19 innings que duró apenas 5 horas y 9 minutos, terminó 1 carrera por 0, con Cuadrangular para dejar en el terreno y cada equipo solo utilizó a dos lanzadores. 

Sencillamente para enmarcarlo. 

Béisbol de Cuba para siempre.

Terminó la Serie Nacional de Béisbol de Cuba 62, temporada 2023 pero el Béisbol se mantiene vivo y mientras eso se mantenga así no hay que olvidarlo ni descuidarlo, a pesar de que las condiciones actuales en la mayor de las Antillas no sean las más apropiadas ni adecuadas. 

Cuba es para el Béisbol Mundial lo que es Brasil para el Fútbol Mundial, además de que como bien lo hemos repasado en su majestuoso recorrido, el Béisbol de Cuba ha hecho mucho por el Béisbol, y lo continúa haciendo.

Julio Sánchez Alvarado es columnista de Diamante 23 y miembro del Club 11:11. Puedes seguirlo en Instagram en @sanchezalvaradojulio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde Diamante 23

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo