¿Deberíamos preocuparnos por la falta de jonrones de Ronald Acuña en esta temporada?

“Sufrirás mucho y al mismo tiempo, serás feliz. Esta es tu vocación, buscar en el dolor la felicidad”

Fiodor Dostoievski (escritor) 

En el beisbol los peloteros profesionales son “obreros” de una mega empresa llamada MLB, pero existen las excepciones de que si bateas por encima de 300 puntos en promedio de bateo, conectas más de 30 cuadrangulares por año, repartes 200 o más hits en una temporada y te ganas la admiración del público, la misma empresa te sube de cargo y pasas a ser un «gerente ejecutivo» como de esos que están en las empresas con trajes de 2.000 dólares, corbatas de primera talla y siempre deberás asistir a cenas costosas y elegantes.  

La diferencia es que en el mundo de la pelota en vez de llamarles “ejecutivos de alto rango” los conocemos por el nombre de superestrellas. Sin embargo, por lo complicado que es el juego, ese puesto simplemente es prestado y en algún momento todos esos picos de productividad deben disminuir, y para la empresa de MLB no hay preferencias, por lo que quien esté en el nivel más alto de rendimiento, siempre será ese nuevo “gerente ejecutivo” y quien lo era anteriormente volverá a ser considerado un simple “obrero” porque para desgracia de algunos, en las malas rachas o incluso en las buenas, pero modestas, todos se alejan del pelotero y se acercan únicamente a criticarlo para que piense que su producción en el terreno es un crimen que le otorga su propio castigo. 

Quiero recalcar que no estoy defendiendo o justificando la falta de poder en este inicio de temporada para Ronald Acuña, y es que más allá de mantenerse en base como lo ha venido haciendo y anotar carreras para el equipo, la organización de los Bravos aunque algunos lo nieguen, si le está pagando para dar jonrones.  

Pero solamente existe una cosa que nos puede quitar las dudas sobre este debate con el muchacho de «La Sabana», las maravillosas estadísticas. 

En la temporada 2023 cuando ganó el MVP en abril, lo terminó con 4 cuadrangulares y un promedio de bateo de 354. Una anomalía en lo que a average se refiere y una marca decente en lo que a cuadrangulares también se refiere. 

Pero al final de temporada terminó con 41 y con average de 337, y como reconocimiento extra fue el jugador más valioso de ese año. ¿Por qué? Muy sencillo: es una temporada larga y esto es béisbol. 

Este año al día que se escribe esta columna 23 de abril del 2024, acuña tiene 1 cuadrangular y un promedio de bateo de 293. Claramente hay disminución del rendimiento pero no para decir que ya está acabado. 

Batear por encima de 290 en promedio de bateo, es estar comiendo en la mesa de los ejecutivos en la empresa de la MLB, y a lo que cuadrangulares se refiere, él puede empezar a «ligar» y reajustar sus números de poder como el año pasado. 

Pero él no va a “ligar” por suerte, sino porque está en condiciones, cuando ves sus turnos este año se nota que esta a tiempo con los pitchers, su ajuste para identificar lanzamientos rompientes esta óptimo y sus contactos son sólidos, y eso es lo más importante en una caja de bateo a cualquier nivel, pero evidentemente mucho más al nivel profesional. 

Por lo que Acuña Jr dará de que hablar este año 2024 si sigue con esa consistencia sin desesperarse hasta que la proyección y ángulo de su swing empiece a disparar cohetes detrás de la barda. 

Gracias por disfrutar del beisbol y a ti por tomarte el tiempo de leer este escrito sobre el deporte que amas.

Andrew Bastidas

Andrew Bastidas es redactor de Diamante23.com y creador de contenidos para las redes sociales. Un jugador de béisbol bateando en el terreno de la creación de contenidos.

http://diamante23.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde Diamante 23

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo