¡El Misticismo y encanto de la Postemporada! | Julio Sánchez Alvarado.

Medellín, Colombia – Disfrutar del béisbol y del deporte en general, tanto para el atleta que lo practica como para el fanático, es tan emocionante que incluso se convierte en una forma y estilo de vida. La mayoría de los aficionados adquieren sus respectivos abonos de cada temporada junto a familiares y amigos para asistir a la mayor cantidad de juegos posibles de cada campaña. Incluso, en los encuentros a los que no pueden asistir, ya sea desde algún lugar gastronómico o su hogar, disfrutan junto a familiares y amistades el mismo viaje a través de la radio o la televisión.

Este maravilloso mundo del béisbol y el deporte en general lo experimentan todos los involucrados, desde los dueños, directivos y jugadores de los equipos, hasta todos los trabajadores y aquellos que de alguna manera están relacionados con las organizaciones. Junto a amigos y familiares, así como aficionados y fanáticos, este encanto se despliega, especialmente durante los Play Off, y cada uno de estos grupos tiene su propio encanto particular.

Panorama al inicio de la post temporada 2023.

Cuando se trata de la post temporada, llega el momento culminante de cada campaña. Toda esta magia alcanza un clímax efervescente a niveles prácticamente inexplicables, generando pasiones que oscilan entre el sufrimiento y la celebración. Esta mezcla de adrenalina y emoción, de acuerdo a los resultados, desencadena sensaciones casi incontrolables de festejo y celebración, pero también de decepción y frustración. Es algo sencillamente sublime, y los Play Off de la campaña 2023 no han sido diferentes.

En la post temporada 2023, tres equipos llegaron con sus asientos asegurados como claros favoritos. Habían dominado y ganado sus respectivas divisiones de manera categórica con más de cien triunfos en la campaña regular. Los Bravos de Atlanta lideraron con 104 victorias, seguidos por los Orioles de Baltimore con 101 y los Dodgers de Los Ángeles con 100. Cabe destacar que los Rays de Tampa Bay quedaron en la frontera con 99 victorias.

Sin embargo, por diferentes factores, no siempre se refleja en los Play Off lo demostrado en los 162 juegos de la temporada regular. No siempre ganan los equipos con las nóminas más caras, ni las novenas que cuentan con la mayor cantidad de peloteros considerados superestrellas y destacados.

El dominio en la temporada regular no garantiza el éxito en la post temporada.

Un claro ejemplo de esto es la post temporada 2023. Los Bravos de Atlanta fueron líderes absolutos en hits conectados con 1543, en promedio de bateo colectivo con un Average de .276, en cuadrangulares con 307 (empatando el récord de más jonrones en una temporada, impuesto por los Mellizos de Minnesota en 2019), en OBP con .344, Slugging con .501, en OPS con 845 y en carreras anotadas con 947.

Para ponerlo en su justa dimensión, los Bravos en 2023 contaron con siete peloteros que conectaron más de 20 cuadrangulares, de los cuales 5 conectaron más de 30, tres más de 40 y uno con más de 50. Los Bravos, con las extraordinarias actuaciones del venezolano Ronald Acuña Jr., así como los norteamericanos Matt Olson y Spencer Strider, eran los favoritos indiscutibles para llegar y ganar la Serie Mundial, pero ni siquiera lograron llegar a la serie de campeonato de la Nacional.

Por otro lado, los campeones de la división central de la Liga Nacional, los Cerveceros de Milwaukee, fueron los líderes absolutos en efectividad con 3.71, al igual que los Rays de Tampa Bay, que lideraron en WHIP. Sin embargo, ambos conjuntos fueron eliminados en las series de comodines de 2023.

Lo que sucedió con los Orioles de Baltimore también es sorprendente, ya que en 162 juegos de temporada regular no perdieron una serie ni fueron blanqueados en casa. Sin embargo, fueron barridos y blanqueados en la serie de comodines en el Oriole Park at Camden Yards.

La realidad de alcanzar los anhelados 100 triunfos por equipo en una campaña.

Lograr 100 triunfos por equipo en una temporada es una señal clara de una campaña exitosa, pero por alguna razón, está lejos de garantizar el éxito en la post temporada.

Los Cachorros de Chicago en el año 1906 y los Marineros de Seattle en 2001 son los equipos que ostentan el récord de más triunfos en una misma campaña, con 116. Incluyendo el año 2023, ya son 101 equipos que han logrado ganar 100 o más triunfos en temporada regular. De ellos, 37 ganaron la Serie Mundial. Esto arroja un resultado sorprendente, ya que apenas el 37% de los equipos con un impresionante desempeño, al punto de lograr 100 o más triunfos en una campaña, lograron ganar la Serie Mundial. Menos de la mitad de los equipos que ganaron 100 o más encuentros en una campaña lograron mantener su buen desempeño en la post temporada.

No es la primera vez que dos equipos o más logran ganar 100 o más juegos en una temporada regular. De hecho, en los últimos años, esta tendencia va en aumento.

En el año 2019 se estableció un récord al respecto cuando por primera vez cuatro equipos lograron 100 o más victorias en una misma temporada (Astros 107, Dodgers 106, Yankees 103 y Mellizos 101), hazaña que se repitió en el año 2022 (Dodgers 111, Astros 106, Bravos y Mets 101). Al igual que en el presente 2023, hubo tres equipos con 100 o más triunfos. Lo mismo sucedió en 2021 (Gigantes de San Francisco 107, Dodgers de Los Ángeles 106 y Rays de Tampa Bay 100).

Desmitificando a los bien denominados «Caballos Negros» o Comodines.

No han sido pocas las veces en las que algunas novenas, a pesar de no contar con el favoritismo, han logrado imponerse ante la supuesta superioridad del rival en la post temporada, a pesar del dominio y la tendencia del claro favorito en la temporada regular. Un ejemplo

de esto es el caso de los Rojos de Cincinnati en 1990, cuando se impusieron a los poderosos Atléticos de Oakland, por mencionar solo uno.

Esta circunstancia se ha vuelto más notable en la era de los comodines, desde los sorprendentes Marlins de Florida en 1997, quienes en calidad de Wild Card ganaron la Serie Mundial.

No obstante, desde la temporada de 1995 en la que se introdujo la figura del «Comodín» o «Wild Card», solo seis equipos han logrado alzarse con el título de la Serie Mundial.

Solo 6 de los equipos comodines han ganado la Serie Mundial en los 28 años que han tenido la oportunidad, sin incluir el año 2023. Esto significa que hasta el momento, los comodines o wild cards han conseguido imponerse y ganar el clásico de octubre en un 21%, lo que representa un dominio muy bajo que no alcanza ni la cuarta parte de efectividad. Esta estadística es un claro indicativo de que las novenas ganadoras de sus respectivas divisiones en temporada regular suelen extender su dominio a la post temporada.

Sin embargo, para el presente 2023, hay un 75% de posibilidades de que un equipo comodín se alce una vez más con la Serie Mundial, ya que 3 de los 4 equipos que disputan las series de campeonato arribaron a la post temporada en condición de Wild Card.

¿El formato de los Play Off tiene alguna incidencia en los resultados?

Varias voces se han levantado en contra del actual formato de post temporada de las Grandes Ligas. Cuatro de los seis mejores campeones divisionales se ausentan durante las series de comodines, ya que son sembrados automáticamente en las series divisionales y toman algunos días de descanso.

Este descanso se puede interpretar de dos maneras opuestas. Por un lado, hay quienes consideran positivo el actual formato de post temporada porque las dos novenas de cada liga con más victorias automáticamente se siembran en las series divisionales, superando la primera fase de Play Off. Además, durante el lapso de entre 3 y 4 días mientras se desarrolla la serie de comodines, sus lanzadores descansan, mientras que los pitchers de los rivales que avanzan desde la primera fase de las instancias definitorias, en teoría, llegan a las series divisionales con sus brazos más desgastados.

Por otro lado, hay quienes perciben el actual formato de Play Off como contraproducente para los equipos que descansan en la primera fase y se clasifican automáticamente para las series divisionales, que son los dos equipos con mejor desempeño durante la temporada regular de cada liga. La razón de este concepto es que, hipotéticamente, estos equipos pierden el ritmo de juego durante el descanso, especialmente los bateadores, quienes en teoría pierden el timing ofensivo, mientras que las novenas ganadoras de las series de comodines no.

Es un formato de post temporada muy similar al que se emplea en la Nippon Professional Baseball (NPB), en la que los dos mejores equipos de la temporada regular de cada liga (Liga Central y Liga del Pacífico) avanzan directamente a la instancia definitoria de cada liga, esperando que los equipos de segundo y tercer lugar de su respectivo circuito definan quién será su rival.

Tanto la Liga Central como la Liga del Pacífico están conformadas por seis equipos cada una y al culminar la temporada regular de 144 juegos por equipo, los conjuntos líderes de cada liga se proclaman campeones.

La post temporada está conformada por tres fases: las Series Climax de cada liga, que cuentan con dos series cada una, y la Serie Japón (considerada la Serie Mundial de la NPB).

En la primera fase de la Serie Climax de cada liga (Liga Central y Liga del Pacífico), se enfrentan los equipos que terminaron en segundo y tercer lugar, es decir, el segundo contra el tercer lugar de la Liga del Pacífico y el segundo contra el tercer lugar de la Liga Central.

Los equipos ganadores de esta primera fase de Play Off clasifican a la fase definitoria de la Serie Climax, donde enfrentan al equipo campeón de su respectiva liga, que, por su condición de campeón, clasificó directamente hasta esta instancia una vez culminada la temporada regular.

Luego, los ganadores de la segunda fase de la Serie Climax de cada liga (Central y Pacífico) se enfrentan en la Serie Japón (Serie Mundial de la NPB).

A lo largo de la historia del juego, ha habido muchas ocasiones en las que los equipos han clasificado en tiempos diferentes a las etapas definitorias, especialmente en las Series del Caribe, por ejemplo.

Enfocándonos en las Grandes Ligas, ha sucedido cuando en las Series de Campeonato de la Liga Americana y de la Liga Nacional, en una de ellas hubo barrida en cuatro juegos y en la otra fue necesario jugar un séptimo encuentro. Esto ha provocado el descanso de los equipos que lograron la clasificación a la siguiente instancia por barrida.

Sin embargo, el desempeño de los equipos no siempre está ligado a estos días de descanso o falta de ellos, lo que analizaremos en la segunda y última entrega.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde Diamante 23

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo