Esteban Loaiza en busca de la normalidad

Esteban Loaiza, el ex-lanzador mexicano nacido en Tijuana, México, y cuya carrera en el béisbol abarcó más de una década con varios equipos de las Grandes Ligas de Béisbol (MLB) de Estados Unidos, finalmente encontró un espacio para regresar al béisbol profesional tras cumplir con una sentencia en una cárcel norteamericana por delitos de posesión y tráfico de drogas.

Loaiza comenzó su carrera profesional en 1995, cuando fue fichado por los Piratas de Pittsburgh. Durante sus primeras temporadas en las Grandes Ligas, Loaiza se destacó como lanzador, pero fue en el año 2003 cuando tuvo su mejor temporada. Ese año, jugando para los Chicago White Sox, registró un récord de 21 victorias y solo 9 derrotas, con un promedio de carreras limpias (ERA) de 2.90. Fue seleccionado para participar en el Juego de Estrellas de ese año y finalizó en el segundo lugar en la votación para el premio Cy Young de la Liga Americana, que se otorga al mejor lanzador.

A lo largo de su carrera, Loaiza jugó para varios equipos de las Grandes Ligas, incluyendo los Piratas de Pittsburgh, Rangers de Texas, Blue Jays de Toronto, White Sox de Chicago, Yankees de Nueva York, Nacionales de Washington y Dodgers de Los Ángeles. Durante su tiempo en la MLB, acumuló un total de 126 victorias y 114 derrotas, con un ERA de 4.65.

Sin embargo, a pesar de sus logros en el béisbol, la vida personal de Loaiza ha estado plagada de problemas. En febrero de 2018, fue arrestado en San Diego, California, bajo cargos de posesión, transporte y distribución de más de 20 kilogramos de cocaína. Las autoridades estimaron el valor de la droga en aproximadamente $500,000 dólares. En marzo de 2019, Loaiza se declaró culpable de los cargos de posesión de cocaína con intención de distribución.

En agosto de 2019, fue sentenciado a tres años de prisión y fue enviado a una institución correccional federal en California. Además, fue ordenado a pagar una multa de $250,000 dólares y a someterse a cinco años de libertad supervisada después de cumplir su condena. La sentencia de Loaiza fue el resultado de su participación en el tráfico de drogas, una actividad ilegal y peligrosa.

Tras un encierro de 36 meses en una cárcel de Washington, Loaiza fue deportado a su país, donde desde su natal Tijuana busca reincorporarse a la vida civil.

“Espero que no tomen el papel en ese tema, en decir que lo que me pasó no estuve involucrado, nunca lo he hecho y nunca lo hice, le doy gracias a Dios que estoy aquí, estuve haciendo mi tiempo y no me paso nada, salí bien” declaró Loaiza para la cadena Telemundo.

“Fue muy difícil para mí, es una de las cosas que el tiempo en que estuve encerrado supe quien está para mí y quien no, mi familia siempre estuvo conmigo. Le doy gracias a mis fanáticos por el apoyo que me dieron estando en una situación muy difícil en mi vida y carrera” agregó el veterano.

Sin embargo, en relación al delito de tráfico de drogas imputado y por el cuál estuvo privado de libertad, el exlanzador dijo: “nunca lo he hecho, nunca lo hice”.

Para la temporada 2023 de la Liga Mexicana de Béisbol, el Águila de Veracruz le extendió una nueva oportunidad en los diamantes, empleándolo como asistente de coach de pitcheo.

“Yo estuve buscando con varios equipos esa oportunidad, pero con la situación que me pasó, yo creo que tenían un poco de miedo, y el respeto que no se querían involucrar en cosas. Nada que ver con lo mío, con lo que me pasó, soy cien por ciento humano, cien por ciento deportista, para ayudar al deporte, y en realidad por eso estoy aquí, ahora estoy en el DF, en el estadio de los Diablos, recordando cuando empecé mi carrera en el béisbol con ellos. Estoy contento de llegar a los terrenos de aquí“ declaró Loaiza a los medios locales de la Ciudad de México.

La historia de Esteban Loaiza es un ejemplo de cómo una exitosa carrera deportiva puede verse afectada por problemas personales y decisiones equivocadas. Su legado en el béisbol ha quedado empañado por su involucramiento en actividades ilegales relacionadas con las drogas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde Diamante 23

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo