La pasión por el Extra Bases | Julio Sánchez Alvarado.

Medellín, Colombia – El béisbol es una disciplina deportiva tan compleja, diversa y emocionante que tres aficionados pueden disfrutar juntos de un mismo encuentro, pero cada uno puede deleitarse especialmente con un aspecto particular del juego.

Existen aficionados que disfrutan del buen pitcheo, y solían tener la garantía de hacerlo cuando los exponentes eran estadounidenses como Roger Clemens, Randy Johnson, Curt Schilling, Greg Maddux, John Smoltz, Dave Cone, Mike Mussina, el japonés Hideo Nomo, el dominicano Pedro Martínez, el cubano Orlando “El Duke” Hernández, el venezolano Johan Santana, y algunos de los actuales como Max Scherzer, Gerrit Cole y Spencer Strider, por mencionar solo a algunos de los destacados del pitcheo.

Otros aficionados disfrutan del buen juego defensivo y han disfrutado con la combinación de doble plays entre el boricua Roberto Alomar y el venezolano Omar Vizquel, el cubano Rey Ordoñez y el venezolano Edgardo Alfonzo, o con las hazañas en los jardines del estadounidense Ken Griffey Jr. y, más recientemente, del boricua Javier “El Mago” Báez.

Pero también están aquellos que disfrutan del juego ofensivo. En lo que respecta a la ofensiva, se puede dividir en dos categorías: la ofensiva de altos promedios y la ofensiva de batazos de largo alcance.

En cuanto a la ofensiva de altos promedios en las Grandes Ligas, nombres como el panameño Rod Carew, los estadounidenses Tony Gwynn y Wade Boggs, el japonés Ichiro Suzuki, y los venezolanos Miguel Cabrera, José Altuve y Luis Arráez se destacan como principales exponentes. Sin embargo, en lo que respecta a los grandes batazos, este es quizás el aspecto que más pasión despierta en el béisbol. Tanto es así que, en su momento, una encuesta en Las Mayores determinó que la mayoría de los aficionados preferían ver un jonrón o incluso un swing fallido del cubano José Canseco, en lugar de un hit conectado por los estadounidenses Tony Gwynn y Wade Boggs.

Por lo tanto, no es difícil entender por qué el jonrón es considerado el rey de los batazos. No obstante, a la gran mayoría también le agradan los extra bases en general, incluyendo los dobles y los triples, ya que esto es prácticamente una exclusividad de los «Sluggers».

Existe una seducción, un encanto especial en el cuadrangular por encima del hit, doble o triple. Esto se ha notado a lo largo de la historia, ya que los amantes del béisbol recuerdan con facilidad al máximo jonronero de todos los tiempos, así como al Slugger con más cuadrangulares en una sola temporada, e incluso el número exacto de esa cifra. Esto no sucede de la misma manera en cuanto a los récords de hits, dobles y triples.

En este sentido, aunque el cuadrangular es el rey de los batazos, de acuerdo a las estadísticas, el batazo más difícil de lograr es el triple. Se puede afirmar que el doble y el cuadrangular están más o menos en el mismo rango de dificultad, siendo quizás menos exigente conectar un doble (tubey) que un cuadrangular (tetrabase).

Para ponerlo en contexto, revisemos las siguientes estadísticas de Grandes Ligas, tanto de por vida como por temporada:

  • Pete Rose lidera la lista de hits conectados de por vida con 4,256, mientras que el japonés Ichiro Suzuki ostenta el récord de más inatrapables bateados en una sola temporada con 262 (año 2004).
  • Tristam Speaker es el líder en dobles conectados de por vida con 792, mientras que Earl Webb mantiene el récord de más batazos de dos bases logrados en una misma temporada con 67 (año 1931).
  • Sam Crawford es el líder en triples conectados de por vida con 309, mientras que Chief Wilson es quien más batazos de tres bases ha logrado en una misma campaña con 36 (año 1912).
  • Barry Bonds es el líder en jonrones conectados de por vida con 762 y también en una misma temporada con 73 (año 2001).

Según estas estadísticas, el triple es el batazo más difícil de lograr, teniendo el doble de dificultad que un doble o un cuadrangular. Esto destaca que cualquier conexión que permita al bateador-corredor lograr dos o más bases, es decir, un extra base (doble, triple o jonrón), es más difícil de lograr que un hit (un imparable de una base).

Si consideramos que conectar un extra base es más difícil que un sencillo, podemos entender la complejidad de lograr batear un extra base. Para ponerlo en perspectiva, basta con recordar que los peloteros que logran batear 3 hits en 10 turnos al bate se consideran muy buenos hiteadores.

En la temporada 2023 de Grandes Ligas, el líder en extra bases conectados fue el estadounidense de ascendencia canadiense Freddie Freeman con 90, es decir, ningún bateador logró despachar 100 extra bases. Un análisis más detallado nos muestra que el venezolano Ronald Acuña Jr., el propio Freeman y el también venezolano Luis Arráez fueron los únicos bateadores en conectar más de 200 hits cada uno, con 217, 211 y 203, respectivamente:

  • Freddie Freeman: 111 imparables y 90 extra bases (59 dobles, 2 triples y 29 jonrones).
  • Ronald Acuña Jr.: 137 inatrapables y 80 batazos de más de una almohadilla (35 dobles, 4 triples y 41 cuadrangulares).
  • Luis Arráez: 160 conexiones de una sola base y 43 extra bases (30 dobles, 3 triples y 10 vuelacercas).

Hasta la fecha, solo 21 peloteros han logrado conectar más de 1,100 extra bases en sus carreras en Grandes Ligas, con 7 de ellos superando las 1,200, 6 superando las 1,300 y solo 3 superando las 1,400:

  • Hank Aaron: 1,477 extra bases.
  • Barry Bonds: 1,440 extra bases.
  • Albert Pujols: 1,405 extra bases.
  • Stan Musial: 1,377 extra bases.
  • Babe Ruth: 1,356 extra bases.
  • Willie Mays: 1,323 extra bases.
  • Alex Rodríguez: 1,275 extra bases.
  • Ken Griffey Jr.: 1,192 extra bases.
  • David Ortiz: 1,192 extra bases.
  • Rafael Palmeiro: 1,192 extra bases.
  • Lou Gehrig: 1,190 extra bases.
  • Frank Robinson: 1,186 extra bases.
  • Carl Yastrzemski: 1,157 extra bases.
  • Miguel Cabrera: 1,155 extra bases.
  • Adrián Beltré: 1,151 extra bases.
  • Ty Cobb: 1,137 extra bases.
  • Tristram Speaker: 1,131 extra bases.
  • Manny Ramírez: 1,122 extra bases.
  • George Brett: 1,119 extra bases.
  • Ted Williams: 1,117 extra bases.
  • Jimmie Foxx: 1,117 extra bases.

Hasta la temporada regular de 2023, solo 12 peloteros en la historia de las Grandes Ligas han logrado conectar 100 o más extra bases en una sola temporada. El estadounidense de ascendencia alemana George «Babe» Ruth es el líder con 119 extra bases (44 dobles, 16 triples y 59 jonrones) en el año 1921. Otros destacados en esta lista incluyen a Lou Gehrig, Barry Bonds, Chuck Klein, Todd Helton, Sammy Sosa, Albert Belle, Stan Musial, Hank Greenberg, Rogers Hornsby, Luis González y Jimmie Foxx.

Es importante destacar que varios jugadores estuvieron cerca de alcanzar las 100 extra bases en una temporada pero se quedaron en 99, como Larry Walker, Carlos Delgado, Albert Pujols y Derreck Lee.

Además, solo tres jugadores han logrado la hazaña de conectar 100 o más extra bases en dos temporadas: Lou Gehrig (en 1927 y 1930), Chuck Klein (en 1930 y 1932) y Todd Helton (en 2000 y 2001). También, en tres temporadas diferentes, dos o más jugadores han logrado despachar 100 o más conexiones de dos o más bases, destacando las hazañas en 1930, 1932 y 2001.

Lograr batear 100 o más extra bases en una temporada de Grandes Ligas es una de las hazañas ofensivas más difíciles de alcanzar, lo que demuestra la complejidad de lograr este tipo de conexiones. Incluso jugadores notables, como Mark McGwire, Roger Maris, Aaron Judge, Brady Anderson, Greg Vaughn, Ken Griffey Jr., Alex Rodríguez, David Ortiz, Giancarlo Stanton y Pete Alonso, no lograron alcanzar las 100 extra bases en temporadas con 60 o más jonrones.

Sin embargo, estamos en una era de notables Sluggers en la historia del béisbol, lo que hace probable que en un futuro cercano veamos a uno o más de los actuales Sluggers superar la marca de las 100 extra bases en una temporada, y así continuarán haciendo historia en las Grandes Ligas.

Julio Sánchez Alvarado es columnista de Diamante23.com y miembro de Club 11:11. Puedes contactarlo en su correo electrónico: juliosanchezalvarado@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde Diamante 23

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo