Oswaldo Guillén y la Triple Corona de mánager de Tommy Lasorda | Abel Flores

ESPECIAL DIAMANTE 23 – En el vasto universo del béisbol, la figura de Tommy Lasorda se erige como un monumento de logros y hazañas. Su legado, grabado en la historia, se destaca de manera única al ser el único manager en conquistar la codiciada Triple Corona del béisbol como mánager: Serie Mundial, Liga de Béisbol Invernal en el Caribe y la Serie del Caribe. Lasorda se formó desde los rincones de las ligas menores, donde dejó una huella como ojeador y manejador.

La historia de Lasorda en las ligas menores comenzó en 1960, cuando Al Campanis, director de exploración de los Dodgers, lo contrató como explorador. Su capacidad para identificar talento y moldearlo se manifestó al dirigir a equipos como los Pocatello Chiefs y los Ogden Dodgers en las ligas de novatos. Pero su genio no solo se limitaba al terreno de juego; Lasorda, en un intento único de inspirar confianza en sus jugadores en Ogden, implementó una táctica singular. Cada jugador escribiría una carta a los Dodgers de Los Ángeles, proyectando que algún día reemplazarían a los titulares en las Grandes Ligas. Una visión audaz que demostró ser profética para muchos. Ojalá los mánagers de hoy fueran tan ingeniosos como lo era Lasorda. El béisbol fuese otro.

La conexión de Lasorda con el béisbol caribeño no se limitó a las ligas menores. Además de dirigir en las ligas de novatos, también fue entrenador del equipo Tigres del Licey en la Liga Dominicana de Béisbol Invernal. Su liderazgo llevó al equipo a conquistar el título de la Liga Dominicana 1972-73 y de la Serie del Caribe en 1973, celebrada en Venezuela, de manera invicta y consolidando su estatus como estratega exitoso en diferentes escenarios y geografías.

El siguiente capítulo de la carrera de Lasorda lo llevó a desempeñarse como entrenador de tercera base de los Dodgers en 1973 bajo la tutela del icónico Walter Alston. Su dedicación y habilidades tácticas lo hicieron el heredero aparente de Alston. Aunque se le ofrecieron varios trabajos de gestión en Grandes Ligas, Lasorda optó por permanecer con los Dodgers. Este compromiso con el equipo se vio reflejado cuando, en septiembre de 1976, asumió el papel de mánager principal tras el retiro de Alston. Una transición que no solo marcó el inicio de una nueva era para los Dodgers sino también el comienzo de una época dorada bajo la dirección de Lasorda.

A lo largo de sus 20 años como mánager de los Dodgers, Lasorda dejó una marca indeleble. Compilando un impresionante récord de 1.599 victorias, logró dos títulos de Serie Mundial (1981 y 1988), cuatro banderines de la Liga Nacional y ocho títulos divisionales. Su destreza estratégica se evidenció en las 16 victorias en 30 juegos de la NLCS, la mayor cantidad de cualquier entrenador en el momento de su retiro. Además, tuvo el honor de dirigir a nueve jugadores que ganaron el premio al Novato del Año de la Liga Nacional. Nunca dejó de ser un caza talento.

La última página del libro de Lasorda como mánager se escribió el 23 de junio de 1996, con una victoria por 4-3 sobre los Astros de Houston en el Dodger Stadium. Sin embargo, su retirada estuvo marcada por la adversidad, ya que al día siguiente, sufrió un ataque cardíaco que lo llevó al hospital. Aunque su carrera llegó a su fin, su legado como uno de los grandes estrategas del béisbol perdura, con 1.599 victorias que lo sitúan en el puesto 22 de todos los tiempos.

Sin embargo, este récord exclusivo no está destinado solo a Lasorda, ya que esta noche el béisbol latino podría presenciar un capítulo sin precedentes. Oswaldo Guillén, un nombre que resuena en el ámbito del béisbol, tiene la oportunidad de inscribir su nombre en la historia como el primer latino en conseguir la Triple Corona que solo Lasorda ha logrado hasta ahora.

El venezolano Guillén, con una carrera destacada como jugador y una incipiente pero prometedora trayectoria como mánager, se encuentra al mando de una temporada histórica. La posibilidad de alcanzar la Triple Corona, al ganar la Serie Mundial, la Liga de Béisbol Invernal en el Caribe y la Serie del Caribe, pone en juego un hito que podría cambiar la narrativa del béisbol latino.

La mesa está servida para esta noche trascendental en el torneo que reúne lo mejor del béisbol del Caribe. La pregunta flota en el aire: ¿Mantendrá Dominicana y Licey su hegemonía, o será el momento de los Tiburones de La Guaira y Guillén de coronar una temporada que quedará grabada en la memoria de los fanáticos del béisbol?

La emoción es palpable, la historia está en juego, y el béisbol latino aguarda ansioso para ver si Guillén puede seguir los pasos de Lasorda y unirse al selecto grupo de estrategas que han dejado una marca indeleble en el deporte rey.

Abel Flores

Periodista y corresponsal de Diamante 23 en Denver, Colorado, cubriendo regularmente a los Rockies y los equipos que desfilan al pie de las montañas rocosas. También proporciona cobertura local de todos los deportes en el área de Denver. Puedes seguirlo y contactarlo en Instagram en @amantesdelbeisbol2021 

Abel Flores

Periodista bilingüe Abel Flores 🇻🇪🇺🇸 español-inglés Especializado en béisbol de Grandes Ligas ⚾️ Con reportajes, entrevistas y análisis sobre las estrellas del deporte 🇺🇲🇩🇴🇲🇽🇻🇪🇵🇷🇵🇦🇨🇴🇨🇺 De Colorado para el mundo con MLB, NBA, NFL, MLS y NHL ⚾️⚽️🏀🎾🏈 Editor Jefe y columnista de Diamante23

https://diamante23.com/author/abel-flores/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde Diamante 23

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo