Nicaragua es confirmada para la Serie del Caribe pese a su «Dependencia Gubernamental».

En Santo Domingo, la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (CBPC) recibió hoy 27 de junio la visita de los representantes de la Federación Nicaragüense de Béisbol (FENIBA) en sus oficinas. Este encuentro marca un hito importante, ya que Nicaragua jugará como invitado por primera vez en la historia de la Serie del Caribe, que se celebrará en Miami en 2024.

El Comisionado de Béisbol del Caribe, Juan Francisco Puello Herrera, estuvo presente junto con el equipo de trabajo de la CBPC. Por parte de Nicaragua, asistieron Nemesio Porras y Ajax Delgado, presidente y vicepresidente de la FENIBA, respectivamente, así como Yves Hernández, asesor deportivo de la entidad.

En la reunión virtual también participaron Yamil Benítez, presidente de la Confederación de Peloteros Profesionales del Caribe (CONPEPROCA), y Andrew Formentini, en representación del Comité Organizador Miami 2024, entre otros.

Uno de los logros alcanzados en esta reunión fue el acuerdo final sobre la participación de Nicaragua en la próxima Serie del Caribe. En los próximos días, la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe enviará el acuerdo al país centroamericano.

La aprobación unánime de la presencia de Nicaragua como invitado en la Serie del Caribe Miami 2024 es un hecho histórico, ya que se celebrarán los 75 años de la fundación de la CBPC. Esta decisión fue tomada por la Asamblea de presidentes de la Confederación, siguiendo una propuesta del Comité Organizador.

Pero esperen…Las Federaciones Nacionales no pueden formar parte de la Confederación… ¿O si?

Hay que recordar que solamente las ligas profesionales y privadas pueden formar parte de este cónclave. Las ligas dependientes de Federaciones nacionales de béisbol, adscritas a la Confederación Mundial de Béisbol y Sóftbol (WBSC), en teoría, no podrían participar al no tener la solvencia de corte privado y sustentable para mantener su presencia.

El propio Juan Francisco Puello Herrera envió una carta a la Liga Colombiana de Béisbol Profesional tan reciente como en Marzo de 2022, buscando interceder en las diferencias en el control general de la pelota colombiana, y de nuevo citó el tema de «dependencia gubernamental» como causa para la no afiliación de los cafeteros como miembros plenos de la Confederación. Rentería ha denunciado durante más de una década el pago de cuotas que superan los $100 mil dólares hacia este organismo como parte de su «afiliación pasiva» sin ver beneficios. Colombia fue invitada por primera vez en 2020 a última hora para llenar el hueco de Cuba en la sede de Puerto Rico, tras no poder obtener visas de entrada a Estados Unidos para los antillanos.

Pues tal parece que la memoria es corta en el seno de la Confederación del Caribe y la «Dependencia», además abierta y celebrada del gobierno de Daniel Ortega, en este caso no es un inconveniente.

Juan Francisco Puello Herrera declaró por años que ni Panamá, ni Nicaragua, ni Colombia tenían solidez financiera, profundidad en el circuito, ni estadios óptimos para poder ser miembros de la Confederación. De hecho, desde 2007, Colombia a través de Edinson Rentería trabajó en las gestiones para pertenecer al ente y ante la constante negativa se jugó por varios años la Serie Latinoamericana, que incluyó a todos los países que recibían la puerta cerrada de la CBPC.

Uno de los puntos más álgidos era el tema del «profesionalismo», es decir, tal y como funcionan los estatutos de MLB, las ligas profesionales de béisbol no mantienen relaciones de dependencia de gobiernos buscando no colocar en peligro la continuidad de su financiamiento en proporción al partido o líder de turno.

Sin embargo, la Federación Nicaragüense de Béisbol Aficionado (ahora Asociado) FENIBA, un ente dependiente al 100% del gobierno nacional de la nación centroamericana, tiene hoy las puertas abiertas de la Confederación del Caribe tras la sorpresiva reacción de consumo de la comunidad pinolera en la ciudad de Miami en el reciente Clásico Mundial de Béisbol, todo esto impulsado por los Miami Marlins, quienes tienen la licencia para montar y comercializar el evento en 2024.

La pregunta es: ¿Cuál es la diferencia de «dependencia gubernamental» entre Colombia, Nicaragua, Cuba o Venezuela? Incluso, el equipo de Curazao, invitado al evento es igualmente dependiente de su Federación. Es de resaltar que el Ministerio de Turismo de Curazao es un patrocinador de la temporada de los Miami Marlins.

¿Cuándo cambiaron los estatutos de la CBPC? Mientras sigan las inconsistencias, siguen las dudas alrededor del regimen de Puello Herrera que parece no tener fin.

Información de Prensa/CPBC fue utilizada en este reportaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde Diamante 23

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo