Los Atléticos y su maldición como los desterrados en las Grandes Ligas

COLUMNA AMANTES DEL BÉISBOL

DENVER, Colorado – Es una historia particular, incómoda y triste, sobre todo triste. Sorprendentemente también evidencia que en Estados Unidos, la potencia económica y deportiva del mundo, no hay ningún éxito ni asegurado ni permanente. Los Atléticos son una de las franquicias más antiguas del béisbol, fundadora de la MLB y de las más ganadoras con nueve anillos de Serie Mundial.

Sin embargo, los Atléticos se han mudado de ciudad (por no decir huido) en tres ocasiones, con una cuarta confirmada en 2025 y otra quinta programada para 2028. «Tercermundismo deportivo», señalaríamos con fervor en nuestros países de Latinoamérica.

El equipo de los Atléticos fue fundado en Filadelfia en 1901 como Philadelphia Athletics, uno de los miembros fundadores de la Liga Americana. En 1955 la franquicia se mudó a Kansas City (Misuri), donde fueron conocidos como Kansas City Athletics antes de trasladarse a Oakland en 1968. Para 2025 se mudarán a Sacramento como sede temporal hasta que esté listo su nuevo estadio en Las Vegas en 2028, infraestructura la cual aún no tiene ni una piedra fundacional. Me cuenta un ingeniero estadounidense que en condiciones normales ese nuevo estadio no estará listo en 2028 porque aún ni los permisos de la ciudad han sido otorgados. Veremos.

A lo largo de su historia, los Athletics han ganado un total de nueve Series Mundiales, quince banderines de la Liga Americana y diecisiete títulos Divisionales. Es decir, los Atléticos están entre las cinco franquicias más exitosas de la MLB, pero parece que su éxito deportivo no se relacionó con lo económico, al menos no en todas sus décadas. Es un ejemplo nefasto de que ganar en el diamante no significa necesariamente generar ganancias.

En 1901 la idea del presidente de la recién creada Liga Americana, Ban Johnson, era que los Athletics compitiesen con el equipo de la Liga Nacional de los Philadelphia Phillies. La nueva franquicia tomó su nombre del Athletic Baseball Club of Philadelphia, equipo que existió entre 1860 y 1876, cuyos jugadores eran conocidos popularmente como Athletics. Entonces, los Atléticos de por sí tienen un nombre adoptado de una franquicia preexistente. ¿Vendrá de ahí su maldición?

Bajo la dirección de Connie Mack, el equipo se convirtió en una potencia, ganando varios títulos de la Serie Mundial, incluido un tricampeonato entre 1910 y 1913. A pesar del éxito en el campo, problemas financieros y la competencia contra los Phillies llevaron a la mudanza del equipo. ¿Acaso Filadelfia no podía albergar a dos franquicias como Nueva York y Los Ángeles?

En 1954 la familia Mack vendió la franquicia al empresario inmobiliario Arnold Johnson y este la trasladó a Kansas City (Misuri), donde fueron conocidos como Kansas City Athletics.

Aunque la ciudad abrazó al equipo, la falta de éxito en el campo y las dificultades financieras persistieron. A pesar de la presencia de estrellas como Roger Maris y Clete Boyer, los Atléticos lucharon por mantenerse competitivos, lo que llevó a la decisión de otra mudanza, en esta ocasión a Oakland en 1968.

Una dato curioso es que los Atléticos nacieron en el este (Filadelfía), se mudaron al centro del país (Kansas City) y terminaron en el oeste (Oakland) en California en la costa del pacífico. Entonces podemos decir que han huido del Atlántico ¿o no?

Ya en California los Athletics hicieron su debut en el Área de la Bahía de San Francisco el miércoles 17 de abril de 1968, con una derrota por 4-1 ante Baltimore Orioles en el Coliseo, frente a una multitud de 50.164 personas en la noche de apertura. Aquel día con un lleno total todos los problemas financieros parecían resueltos.

Bajo el mando del propietario Charlie Finley y con un equipo repleto de talento, incluidos jugadores legendarios como Reggie Jackson, Catfish Hunter y Rollie Fingers, los Atléticos disfrutaron de una era dorada. Ganaron tres Series Mundiales consecutivas de 1972 a 1974, dejando una marca imborrable en la historia del béisbol.

Pero en los años 90′ la maldición volvió a tocar las puertas de las oficinas del Coliseo. El equipo no generaba ganancias y por eso al final de esa década la gerencia de los Atléticos, liderada por Billy Beane, tratando de competir con un bajo presupuesto reinventó el juego con la Sabermetría.

Al principio los Atléticos fueron la sensación, marcaron un hito, pero su modelo de estadísticas avanzadas fue copiado -incluso mejorado- por otras franquicias a las que sí les sobraba el dinero.

La Sabermetría inventada y/o utilizada por los Atléticos originalmente fue una herramienta financiera para no despilfarrar dólares y más bien reinvertirlos con extremo cuidado en jugadores infravalorados por el mercado. Buscaban más sobrevivir que ganar. En este sentido, la Sabermetría no ha cambiado y es principalmente un modelo económico de austeridad (y a los dueños e inversores les encanta ¿por qué no?).

Por eso les digo siempre: la Sabermetría es más un modelo económico que un modelo de éxito deportivo que gana campeonatos. La Sabermetría no gana anillos de Serie Mundial. Entonces ¿Cómo se ganan Series Mundiales? Eso es materia para otro artículo, pero en resumen sería la combinación de muchos factores: talento, «team work», un buen mánager, comprar jugadores protagonistas en postemporada y una gerencia ambiciosa y conectada con su fanaticada. ¿Fácil? Absolutamente no.

El Futuro: Sacramento y Las Vegas

La buena noticia -si es que hay alguna- es que la historia de los Atléticos está lejos de terminar. Para 2025 ya se oficializó que el equipo se mudará nuevamente, esta vez a Sacramento. La ciudad californiana ha mostrado interés en acoger al equipo, ofreciendo una nueva oportunidad para la franquicia.

Ahora la polémica está en el estadio, que es uno de Triple A, compartido además con la filial de los Gigantes de San Francisco. ¿Jugarán los dos equipos en un mismo estadio? ¿Se tendrán que ir los Sacramento River Cats de su propio estadio? La verdad que los Atléticos viven años patéticos e inoportunos.

Aunque al parecer esta renta en Sacramento sería solo temporal, hay rumores de que las autoridades de California tratarían de que los Atléticos no abandonen el estado, entre otras obvias razones, por los impuestos y ganancias que deja el béisbol. Pero como ya hemos dicho, en 2028 se espera que los Atléticos se establezcan definitivamente en Las Vegas, Nevada, una mudanza que estaría ya autorizada por el Comisionado y demás dueños de MLB.

La mudanza a Las Vegas coincide con la construcción de un súper nuevo estadio, un proyecto ambicioso que promete llevar al equipo hacia una nueva era internacional, siendo el mejor estadio de béisbol jamás contruído y como epicentro de la ciudad del vicio y el pecado: Las Vegas.

Ojalá que el futuro de los Atléticos sea tan glorioso como su pasado, pero que de una vez por todas echen raíces en un lugar seguro y definitivo.

Abel Flores

Periodista bilingüe Abel Flores 🇻🇪🇺🇸 español-inglés Especializado en béisbol de Grandes Ligas ⚾️ Con reportajes, entrevistas y análisis sobre las estrellas del deporte 🇺🇲🇩🇴🇲🇽🇻🇪🇵🇷🇵🇦🇨🇴🇨🇺 De Colorado para el mundo con MLB, NBA, NFL, MLS y NHL ⚾️⚽️🏀🎾🏈 Editor Jefe y columnista de Diamante23

https://diamante23.com/author/abel-flores/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde Diamante 23

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo