MLB: El «Salvaje» Oeste está en la Nacional y será más agresivo en la segunda mitad | Julio Sánchez Alvarado.

VOCES DEL DIAMANTE

MEDELLÍN, COLOMBIA – Hasta ahora, el “Salvaje Oeste” ha resaltado más en el oeste de la Liga Nacional, de eso no cabe dudas especialmente porque lo que ha sucedido hasta éstas alturas de campaña, ha sido muy diferente a lo que se pronosticaba desde el inicio.

Tomemos en cuenta que entre los cinco contrincantes, los dos favoritos no han logrado calzar apropiadamente sus zapatos, un gallo tapado que inesperadamente se montó en la cima y de ahí costó mucho bajarlo, y finalmente un cuarto que su «gigante» adjetivo parecía quedarle grande porque en principio parecía que no, pero ya a éstas alturas como que siempre sí.

Entonces repasemos el “Salvaje Oeste”  de la Liga Nacional, con estadísticas al 18 de Julio.

DODGERS DE LOS ÁNGELES:

Si los Astros de Houston han sido los principales protagonistas del oeste de la Americana, Los Dodgers de Los Ángeles lo han sido en el Oeste de la Nacional y como si hubiera sido escrito por un libretista cinematográfico, al igual que los siderales en la Americana, los esquivadores tuvieron un arranque de temporada y una primera mitad un poco complicada, con un rendimiento por debajo de sus proyecciones. 

Sin embargo, lograron recuperar la senda ascendente a tiempo y ya para el reinicio de temporada, luego de la pausa del Juego de Estrellas superaban por un juego a los Diamantes de Arizona en la cima de la división, con 52 ganados y 38 perdidos.

Ofensivamente llegaron a la pausa del Juego de Estrellas con tres peloteros con más de 20 cuadrangulares (Mookie Betts 26, JD Martínez 22 y Max Muncy 21), Fresddie Freeman con 17, Wll Smith con 13, además de Chris Taylos y James Outman con 11, razón por la que para la mañana de 18 de Julio con 152 Vuelacercas ostentan ser el segundo equipo más jonronero de la Nacional y de ambas ligas. No es un equipo robador de bases pero ofensivamente muy oportuno, empatado con Bravos de Atlanta con 495 carreras impulsadas como líderes del viejo circuito y terceros entre ambas ligas.

Un equipo que para la mitad de campaña cuente con cuatro peloteros con más de 50 Carreras Impulsadas y tres de ellos más de 60 (el cubanoamericano JD Martínez y Moockie Betts con 62 cada uno, Freddie Freeman con 61 y Max Muncy con 53), así como Will Smith y James Outman con 46 y 40 respectivamente, debe estar encaminado a Postemporada. 

Los dirigidos por Dave Roberts cuentan con una de las mejores ofensivas, una alineación muy balanceada a pesar de que definitivamente resintieron las salidas de Jason Turner y Trea Turner, e incluso de Cody Bellinger pero que tiene aún espacio para mejorar ofensivamente porque Chris Taylor está regresando de lista de lesionados, Jason Hayward está produciendo más que de costumbre y el venezolano David Peralta ya comenzó a calentar, a producir luego un lento inicio de campaña.

En cuanto al pitcheo se refiere, nuevamente Klayton Kershaw ha liderado la rotación de abridores y con la mejor Efectividad de Grandes Ligas (10-4, 2.55 de ERA y 1.04 de WHIP), respaldado por el buen trabajo de Dustin May (4-1, 2.63 de ERA y 0.93 de WHIP), y de Tony Gonsolin (5-3, 3.72 de 3.72 de ERA y 1.08 de WHIP), pero precisamente Dustin May se encuentra en la Lista de Lesionados por 15 días, Noah Syndergaard ha sido una total decepción hasta el momento y el mexicano Julio Urías atraviesa la temporada más difícil de su carrera hasta el momento. Es una rotación que resiente la ausencia de los abridores Tyler Anderson, Walker Buehler, Andrew Heaney y Ryan Pepiot.

Mientras el trabajo del venezolano Brusdar Graterol ha sido fenomenal en los innings finales (3-2, 1.79 de ERA y 1.16 de WHIP), Ryan Brasier ha sido el sostén del relevo intermedio (0-0, 1.59 de ERA y 0.70 de WHIP), que con el aporte de Caleb Fergunson (5-3, 2.62 de ERA y 1.19 de WHIP), Shelby Miller (1-0, 2.40 de ERA y 1.00 de WHIP), Justin Bruihl (1-0, 3.72 de ERA y 1.24 de WHIP), conforman un extraordinario Bullpen, que cuenta con un cerrador confiable en Evan Phillips (1-3, 2.41 de ERA y 0.83 de WHIP), aunque sus 12 juegos salvados estén lejos de los líderes de la liga.

El pitcheo general de los Dodgers de Los Ángeles lidera la Liga Nacional en WHIP (boletos y hits permitidos por inning lanzados), con apenas 1.17, empatados con Gigantes de San Francisco.

Los Dodgers inician la segunda mitad de campaña dominando el Salvaje Oeste de la Nacional pero no se pueden confiar porque aún queda mucho camino por recorrer, por lo menos tres de sus rivales de división pueden sorprender, así que antes del límite de la fecha de cambios, podrían estar adquiriendo a un abridor de calidad.

GIGANTES DE SAN FRANCISCO:

Los dirigidos por Gabe Kapler no parecen precisamente unos gigantes entre las treinta organizaciones de Grandes Ligas. Tampoco hay un gigante entre los Gigantes pero juegan en equipo como gigantes y es que éstos Gigantes de San Francisco, sin contar con un jugador top de Las Mayores, un Ohtani, Acuña o Judge por ejemplo, nadie los proyectaba más arriba del tercer o cuarto lugar de la división, razón por la cual, para el inicio de zafra parecían que no pero ya a mitad de campaña parece que siempre sí, que no hay que descartarlos para nada porque son capaces de imponerse a cualquiera. 

Luego de un falso inicio de temporada, en el que luchaban por lograr jugar para quinientos, lograron entrar en ritmo y así se han mantenido, acelerando el paso hasta llegar a la pausa  del Juego de Estrellas con balance de 50 ganados y 41 perdidos en el tercer lugar a dos juegos y medios de los líderes Dodgers, sí, en el tercero pero en claro ascenso, presionando y haciendo cambio de luces porque ésta maquinaria gigante volvió a conseguir el Team Work, mantiene el ritmo y al 18 de Julio, se ubican en el segundo lugar, a solo dos juegos de la cima de su división.

Con solo cuatro peloteros en cifras de doble dígitos bajos en cuanto a cuadrangulares se refiere (Michael Conforto 13, JD Davis 11, Mike Yastrzemski 11 y Blake Sabol 10), es solo parte de una ofensiva homogénea que contó con el venezolano Thairo Estrada como principal bujía, que junto a LeMonte Wade anda con 9 Vuelabardas pero lidera al equipo en Dobles, Carreras Anotadas y Bases Robadas con 18, 46 y 18 respectivamente, a pesar de que su rendimiento disminuyó debido a lesiones, mientras que Michael Conforto y JD Davis comandan las Impulsadas con 49 y 47 cada uno.

Es una ofensiva que aún tiene espacio para mejorar porque Joc Pederson ha estado limitado, jugando de manera intermitente por las lesiones que no le han permitido liderar al equipo pero tampoco lo han limitado en dar su aporte (8 HR´s, 31 CI y 35 CA), mientras que Mitch Haniger se encuentra en la lista de lesionados por 60 días.

En cuanto al pitcheo se refiere, solo Logan Webb y Alex Cobb permiten menos de 4 carreras por juego entre los Abridores, Webb (8-7, 3.14 de ERA y 1.11 de WHIP) y Cobb (6-2, 2.82 de ERA y 1.31 de WHIP). Cobb presenta la segunda mejor Efectividad de la Nacional y la séptima de Grandes Ligas.

Sin embargo, la fortaleza del pitcheo ha sido el relevo, todo un lujo en realidad, que mantiene a la novena de la bahía con la segunda mejor Efectividad general de la Nacional y octava de ambas ligas con 3.84, ubicándose hasta ahora como el segundo mejor cuerpo de relevistas del viejo circuito con 3.76 carreras permitidas por cada 9 entradas lanzadas, segundo en boletos y hits por cada 9 entradas lanzada con 1.22 y líder en ponches propinados de las mayores con 406:

  • Tyler Rogers (2-4, 2.25 de ERA y 1.08 de WHIP).
  • Tristan Beck (1-0, 3.06 de ERA y 1.12 de WHIP).
  • Taylor Rogers (5-3, 3.13 de ERA y 1.07 de WHIP).
  • Scott Alexander (5-0, 3.16 de ERA y 1.01 de WHIP).
  • Camilo Doval (2-3 y 28 Salvados, 2.51 de ERA y 1.04 de WHIP).

Además los Gigantes han contado con dos brazos en función de comodines de acuerdo a necesidad del equipo muy confiables:

  • Ryan Walker en 14 relevos y 5 aperturas (3-0, 3.00 de ERA y 1.45 de WHIP)
  • John Brebbia en 21 relevos y 8 aperturas (2-0, 3.14 de ERA y 1.08 de WHIP).

Los Gigantes podrían estar tras un abridor de calidad confiable y de un bateador diestro de poder que le genere un mejor balance a la alineación. 

Solo haciendo el trabajo, jugando como lo saben hacer, amenazan seriamente en no conformarse con el segundo lugar de la división, siendo sus aspiraciones terminar apegados a su naturaleza, mirar hacia el horizonte más lejos y a todos desde lo más alto.

DIAMANTES DE ARIZONA:

La verdad es que fue divertido mientras duró. Y no, ¡No era, ni es un espejismo!

Existe un paraíso en el desierto durante éste año 2023 y se llama Diamantes de Arizona. Qué clase de temporada están atravesando los desérticos, luego de liderar su división durante toda la primera mitad de campaña, a pesar de que finalmente para el Juego de Estrellas, tanto los Dodgers de Los Ángeles como los Gigantes de San Francisco le hayan puesto el gato al cascabel en éste caso.

A la ofensiva los desérticos cuentan con hasta cinco jugadores en cuanto a Cuadrangulares se refiere, liderados por los estadounidenses Christian Walker y Corbin Carroll con 18 cada uno, el dominicano Ketel Marte y el cubano Lourdes Gurriel Jr., ambos con 15 y el mexicoamericano Evan Longoria con 11.

Sin embargo, una de las principales fortalezas ofensivas de los desérticos es el robo de bases, primeros en la Liga Nacional y cuartos en ambos circuitos con 94, liderados por Corbin Carrol con 26 (segundo del viejo circuito y quinto en ambas ligas), Jake McCarthy con 20 (cuarto de la Liga Nacional), y 11 el dominicano Geraldo Perdomo.

En cuanto al pitcheo se refiere, el As Zack Gallen lidera a un trío de escopeteros que convierten a una fuerte primera línea de rotación de Abridores:

  • Zac Gallen (11-4, 3.14 de ERA y 1.07 de WHIP).
  • Merrill Kelly (9-4, 3.22 de ERA y 1.13 de WHIP).
  • Tommy Henry (5-2, 3.89 de ERA y 1.34 de WHIP).

Pero entre los escopeteros, el relevo (del que forman parte el dominicano Miguel Castro y el venezolano José Ruíz), es el que ha brillado en el desierto:

  • Kevin Ginkel (3-0, 2.27 de ERA y 0.98 de WHIP).
  • Kyle Nelson (4-2, 2.83 de ERA y 1.22 de WHIP).
  • Andrew Chafin (2-2, 3.06 de ERA y 1.29 de WHIP).
  • Miguel Castro (4-3, 3.29 de ERA y 1.01 de WHIP).
  • Drey Jameson (3-1, 3.32 de ERA y 1.42 de WHIP).
  • José Ruíz (2-1, 3.68 de ERA y 1.44 de WHIP).
  • Scott McGough (1-6, 3.78 de ERA y 1.09 de WHIP).

El mánager italoamericano Torey Lovullo ha realizado un gran trabajo al designar para el trabajo de cerrador a tres de sus relevistas en comité, entre Chafin, McGough y Castro, quienes han rescatado hasta el momento 22 encuentros, a razón de 8, 7 y 7 respectivamente.

Es otra de las novenas de ésta división con margen a mejorar, ya que ofensivamente esperan que el boricua Emmanuel Rivera retome el rendimiento que comenzó a mostrar en el 2022 entre Reales de Kansas City y los Cascabeles, así como por la total recuperación del mexicoamericano Josh Rojas, quien no ha podido liderar nuevamente la ofensiva de los desérticos en ésta campaña por haber estado en acción con dolores. En el caso del pitcheo, Drey Jemeson se mostraba como potencial soporte de la rotación de Abridores con 3 aperturas y 12 relevos en 15 presentaciones éste año pero luego de su última presentación, el pasado 6 de Julio, entró a la lista de lesionados por 60 días y a su vez aspiran a que sus otros dos abridores, Ryne Nelson y Zach Davies repunten en la segunda mitad de zafra.

Parecen completos los desérticos con tres abridores en muy buen nivel, un relevo sólido y una buena ofensiva. En caso de estar comprando, veo a los Diamantes adquiriendo a un cerrador probado y de oficio, así como a un abridor de calidad para un tercer puesto que le de profundidad a la rotación. 

Ciertamente decayeron un poco, al punto de haber perdido la cima y caído hasta el tercer lugar de la división, detrás de Dodgers y Gigantes a dos juegos y a medio juego respectivamente pero esto no significa que será permanente por el resto de la temporada, ya que continúan jugando a gran nivel, con diez juegos sobre quinientos a razón de 52 victorias y 42 derrotas para el 18 de Julio, así que ya no será sorpresa si más temprano que tarde los desérticos hacen vibrar el cascabel, siembran el terror y vuelven a la cima del “Salvaje Oeste”.

PADRES DE SAN DIEGO:

De la manera en que éste equipo se ha estructurado en los últimos años, prácticamente no existe forma en la que uno no exclame “que padres éstos Padres de San Diego” y es que incluso las proyecciones de ésta novena para el inicio de ésta temporada, los ubicaba para transitar sólida y tranquilamente la campaña, liderando ésta División pero lamentablemente no ha sido así, llegaron a la pausa del Juego de Estrellas con registro negativo de 44 triunfos y 47 reveses, para luego en el inicio de la segunda mitad de temporada, perdieron sus tres siguientes encuentros para registro de 44 y 50.

No quieren perder tiempo, con conocimiento de que aún queda mucha tela que cortar y reaccionaron dejando en libertad a un extraordinario pelotero como el dominicano Nelson Cruz, un movimiento que desde su ya avanzada edad y los fríos números se puede entender pero que el liderazgo en el Club House y terreno de juego como valores intangibles del quisqueyano, además de que por su calidad y experiencia podría aún en cualquier momento enracharse y ser un revulsivo para el equipo pero la directiva decidió no esperar más.

Necesitan conseguir ese momento dulce que los meta en una racha consecutiva de triunfos porque saben que el buen equipo lo tienen y por eso han continuado realizando movimientos en su nómina, dejando en libertad al camarero venezolano Rougned Odor (quien daba buena profundidad y un bate de mucho respeto desde la banca pero no pudo rendir al nivel esperado), y bajaron a las menores al receptor Austin Nola y al utility Brandon Nixon (también por bajos rendimientos), para abrirle espacio en el roster al careta norteamericano de origen dominicano y boricua Luis Campusano, al estadounidense Taylor Kohlwey (para hacer su debut en el mayor nivel), y al inicialista mexicoamericano Alfonso Rivas.

En cuanto a la ofensiva se refiere, se esperaba una novena abrumadora a partir del ingreso tardío a la acción en la presente campaña del dominicano Fernando Tatis Jr. pero en realidad no ha sido lo que se esperaba, por lo menos hasta el momento. 

Los Padres presentan a cinco peloteros con doble dígitos en cuanto a cuadrangulares se refiere, liderados por los dominicanos Manny Machado y Fernando Tatis Jr. con 17, seguidos por el coterráneo juan Soto con 16 (ganando terreno a un falso inicio), con el arubano Zander Bogaerts y el surcoreano Ha-Seong Kim ambos con 11. Trent Grisham anda con 9 Vuelabardas, seguido por el quisqueyano Gary Sánchez y el estadounidense Jake Croneworth, ambos con 8. Machado, Soto y Tatis Jr. lideran al equipo en remolcadas con 51, 51 y 49 respectivamente, mientras Cronenworth, Grishan, Bogaerts y Kim andan sobre los 30 remolques, destacando que Kim, Tatis Jr., Bogaerts y Grisham andan volando en las bases, a razón de 17, 14, 10 y 9 almohadillas estafadas respectivamente.

El pitcheo de los Padres ha sido sólido, con una rotación que incluye al japonés de ascendencia iraní Yu Darvich y al puertorriqueño Seth Lugo, liderado por los norteamericanos Michael Wacha, Joe Musgrove y Blake Snell:

  • Blake Snell (6-7, 2.71 de ERA y 1.22 de WHIP).
  • Michael Wacha (8-2, 2.84 de ERA y 1.07 de WHIP).
  • Joe Musgrove (8-2, 3.29 de ERA y 1.14 de WHIP).
  • Seth Lugo (3-4, 3.78 de ERA y 1.24 de WHIP).
  • Yu Darvish (6-6, 4.65 de ERA y 1.26 de WHIP).

Esta rotación de abridores lidera la Liga Nacional con 3.78 de Efectividad y es la tercera de ambos circuitos. 

En cuanto al relevo se refiere, cuenta con un núcleo que da para aspirar a grandes cosas, liderado por su cerrador Josh Hader:

  • Josh Hader (0-1, 1.03 de ERA y 1.00 de WHIP).
  • Tom Cosgrove (1-2, 1.46 de ERA y 0.73 de WHIP).
  • Steven Wilson (1-0, 2.84 de ERA y 1.05 de WHIP).
  • Domingo Tapia (0-1, 3.51 de ERA y 1.41 de WHIP).
  • Nick Martínez (4-3, 3.80 de ERA y 1.25 de WHIP).
  • Matt Waldron (3.86 de ERA y 1.07 de WHIP).
  • Brent Honeywell Jr. (2-4, 4.01 de ERA y 1.38 de WHIP).

A éste grupo de relevistas hay que incorporar al zurdo cubano Adrián Morejón, quien ha estado trabajando con dolores y de hecho se encuentra actualmente en la lista de lesionados por 15 días.

En caso de que la rotación de Abridores requiera de una a más aperturas, el cubanoamericano Nick Martínez (35 relevos y 4 aperturas éste año), el cubano Adrián Morejón ( 7 relevos y 1 apertura éste año) y el dominicano Domingo Tapia están listos para realizar ese trabajo.

Los dirigidos por Bob Melvin están llamados a mejorar en la segunda mitad de campaña. Ofensivamente esperan que Campusano se ajuste en la receptoría y dé un mayor aporte con el bate que Nola, de manera que se pueda emplear al dominicano Gary Sánchez como Bateador Designado, esperando recupere la explosión y rendimiento que logró al momento de su arribo a los feligreses. Por otro lado, el inicialista mexicoamericano Alfonso Rivas es un bateador de líneas con poder ocasional pero su principal aporte sin duda será el mantener su capacidad de batear para elevados promedios, lo que ya ha logrado en todas las ligas en las que ha participado.

El venezolano Robert Suárez ya se encuentra preparando su regreso desde Triple “A” de la lista de lesionados por 60, luego de superar una lesión en el codo y fortalecerá el relevo, en calidad de preparador del cerrador Hader. Por su parte el zurdo Drew Pomeranz, también en lista de lesionados por cirugía en el codo, podría estar de regreso al final de temporada regular, también para el relevo.

Los parroquianos están en el cuarto lugar de su división pero tienen material para reaccionar, para meterse en una seguidilla de triunfos y aunque están a 10.5 juegos del primer lugar, se ubican a 8 juegos del comodín, así que no los veo en calidad de vendedores pero tampoco de compradores porque ya cuentan con las herramientas para el éxito.

ROCKIES DE COLORADO:

El bajo rendimiento generalizado junto a la gran cantidad de lesiones, ha sido la combinación ideal para que los Rockies llegaran a la pausa del Juego de Estrellas con la tercera peor marca de Las Mayores, apenas mejor que los Atléticos de Oakland y los Reales de Kansas City.

El mánager Bud Black esperaba tener en el 2023 tener una rotación de abridores sólida, con el norteamericano Kyle Freeland y los venezolanos Antonio Senzatela y Germán Márquez al frente de la rotación, mientras que los estadounidenses Austin Gomber, Connor Seabold y Chase Anderson completarían una parte trasera que además sería profunda, con la promoción de los novatos Ryan Feltner y Ryan Rolison. Sin embargo, Márquez se perdió toda la temporada 2023 al realizarse a principios de año la operación de Tommy John y Senzatela está en proceso de realizarse la misma operación, por lo que también está fuera de acción por el resto de campaña. Freeland ha jugado gran parte de la temporada con molestias y se encuentra actualmente en la lista de lesionados por 15 días por una subluxación en el hombro. Aunque Feltner logró debutar y ser parte de la rotación, Rolison no y ambos entraron a la lista de lesionados por 60 días.

Kyle Freeland es el único abridor con una Efectividad decente (4.72, ya que los demás han sido bombardeados:

  • Connor Seabold (7.18 de ERA y 1.56 de WHIP).
  • Chase Anderson (6.89 de ERA y 1.59 de WHIP).
  • Austin Gomber (6.19 de ERA y 1.47 de WHIP).
  • Ryan Feltner (5.86 de ERA y 1.75 de WHIP). 

Por ésta razón, hasta ahora los abridores de los rocallosos tienen la peor efectividad combinada de Grandes Ligas con 6.44. 

Por otro lado, dos de sus principales relevistas, Lucas Gilbreath y Tyler Kinley, también entraron en la lista de lesionados por 60 días, mientras que el relevista zurdo Brent Suter ha estado fuera desde finales de Junio con una distensión en el oblicuo, así que las lesiones y un bajo rendimiento generalizado ha hecho de la campaña de los Rockies sea una pesadilla porque como bien sabemos, el nombre del juego es “Béisbol” y su apellido “Pitcheo”. 

Lo más destacado para los residentes de Colorado en ésta área, han sido los relevistas Daniel Bard (3-1, 2.14 de ERA y 1.33 de WHIP), Brent Sutter (4-0, 2.81 de ERA y 1.17 de WHIP) y el panameño Justin Lawrence (3-3, 2.57 de ERA y 1.08 de WHIP), pero incluso Bard ha pasado tiempo en la lista de lesionados por problemas de ansiedad. A pesar de eso, el relevo es el cuarto peor con 4.81 carreras permitidas por cada nueve entradas lanzadas.

Las lesiones también han afectado notablemente a los jugadores de posición. El jugador del cuadro Brendan Rodgers ni siquiera ha podido ver acción en la presente temporada por lesión en su hombro. El jugador del cuadro y jardinero Kris Bryant estuvo todo el mes de Junio en la Lista de lesionados por un hematoma en el talón izquierdo, que probablemente esté relacionado con una “Fascitis Plantar” con la que lleva padeciendo un año, mientras que tres de sus Guardabosques, el norteamericano de ascendencia rusa Randal Grichuk ha estado afectado toda la temporada de una lesión en la ingle, el venezolano Jonathan Daza está fuera de acción desde el mes de Mayo por una lesión en su hombro, mientras que una de las caras de la franquicia en los últimos años, Charlie Blackmon se encuentra en la lista de lesionados por 10 días por fractura en su mano derecha.

Pero no todo es negativo, especialmente para el receptor venezolano Elías Díaz y su buena temporada de All Star. Bendan Rodgers ya se encuentra en las menores preparando su regreso, probablemente para la próxima semana, mientras que Yonathan Daza lo más probables es que regrese para la segunda semana del mes de Agosto. 

Además los Rockies han promocionado fuertemente en el 2023 a buena parte de sus noveles figuras como el inicialista Michael Toglia, los jugadores del cuadro Connor Kaiser y el mexicoamericano Coco Montes, junto al Short Stop venezolano Ezequiel Tovar y el guardabosques Brenton Doyle, quienes han sido una bocanada de aire fresco para la organización. Es un núcleo de sangre nueva importante, que junto a los novatos de dos años como el dominicano Elehuris Montero y los norteamericanos Nolan Jones y Brian Serven, así como el mexicano Alan Trejo quien debutó en el 2021, conforman la base de un 2024 prometedor.

Por otro lado, Karl Kauffmann, Noah Davis y los dominicanos José Ureña y Dinelson Lamet, son cuatro lanzadores que con un mejor desempeño tienen la capacidad de ser comodines para en el futuro fortalecer a relevistas y abridores, destacando que aunque los relevistas Pierce Johnson, Jake Bird y Brad Hand no viven momentos estelares, tampoco han tenido hasta ahora una temporada de bajo desempeño porque son lo suficientemente buenos como para mantener un bullpen estable y dar la oportunidad a su equipo de competir.

Recientemente el Manager Bud Black declaró que pueden entrar en condición de vendedores antes del límite de la fecha de cambios pero no los veo desprendiéndose de sus peloteros de poder, CJ Cron, Randal Grichuk o Kris Bryant, por el contrario, los visualizo con la necesidad de identificar si en los novatos Nolan Jones y Michael Toglia consiguen esos bates zurdos que necesitan en medio de la alineación o deben conseguirlos en el mercado, y en una posición de resguardar a sus mejores fichas para el momento en el que regresen sus jugadores estelares de las lesiones, especialmente sus lanzadores y así lograr hacer aún más Salvaje el Oeste de la Liga Nacional en el 2024.

Julio Sánchez Alvarado es analista de Diamante23 y socio de Club 11:11. Puedes contactarlo en juliosanchezalvarado@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde Diamante 23

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo